Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol revela que pactó en 1996 con Zaplana la unidad de la lengua

CiU supeditó su apoyo a la investidura de Aznar al reconocimiento del catalán

Jordi Pujol reveló ayer que en 1996 pactó con su homólogo en la Generalitat valenciana, Eduardo Zaplana, la unidad lingüística del catalán a cambio del apoyo de CiU a la investidura de José María Aznar. El pacto se cumplió con la creación de la Acadèmia Valenciana de la Llengua tras unas negociaciones en las que participaron Joan Rigol y Francisco Camps. Zaplana afirmó ayer que "nunca" negoció algo que es innegociable.

Jordi Pujol se pronunció ayer sobre la pugna lingüística a raíz de las dos traducciones al catalán de la Constitución europea. Y lo hizo para aleccionar al tripartito catalán sobre la correcta y la errónea manera de afrontar las relaciones con la Comunidad Valenciana, a la vez que puso en evidencia la actuación del PP y del Consell en la polémica. Para ello, el ex presidente catalán reveló los discretos contactos que mantuvo su Gobierno con el valenciano, en 1996, para que éste reconociera la unidad del idioma catalán en la creación de la Acadèmia Valenciana de la Llengua a cambio del apoyo de CiU a la investidura de José María Aznar como presidente del Gobierno central. Un Aznar que aseguró en aquella época que hablaba catalán en la intimidad.

Las negociaciones fueron arduas, difíciles y reservadas, aseguraron ayer fuentes convergentes que participaron en las reuniones, sobre todo porque el PP, con Eduardo Zaplana al frente, presidía la Generalitat valenciana.

Zaplana, actual portavoz del PP en el Congreso, negó ayer los términos de la negociación tal como los relató Pujol. "Nunca, nunca, pude negociar lo que no se puede negociar, ni lo que no está en el ámbito de la negociación de un político. Es decir, la unidad de la lengua", aseguró Zaplana, que reconoció haber mantenido muchas conversaciones y encuentros con Pujol pero que "nunca negoció nada que no se puede negociar".

Lo cierto es que los contactos de CiU con el PP dieron sus frutos. Socialistas y populares consensuaron los términos para la creación de la Acadèmia Valenciana de la Llengua -"no Acadèmia de la Llengua Valenciana", recalcaron fuentes de CiU- y se reconoció, aunque con una calculada perífrasis, que el valenciano pertenece al mismo sistema lingüístico que el catalán.

"Los contactos fueron muy discretos, sobre todo porque desde Cataluña nos dimos cuenta de que cualquier intromisión en los asuntos de Valencia causaba malestar y sólo servía para enredar las cosas", manifestaron fuentes CiU, que también comentaron que las "idas y venidas" de Rigol a Valencia fueron constantes para entrevistarse, entre otros, con Zaplana y el entonces consejero de Cultura, Francisco Camps, actual presidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de noviembre de 2004