Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CANTO

Sencillez

Ha pasado ya más de una década desde que Ana María Sánchez se presentó en este mismo teatro cantando arias de Tosca y La forza del destino, en un recital con los premiados de diferentes concursos de canto. Ella representaba al de Bilbao y arrasó. Se empezó a comparar su timbre con el de Renata Tebaldi, llegaron los contratos de dentro y fuera, los grandes roles, los siempre peligrosos seguidores fanáticos. Nada ha perturbado lo más mínimo a la soprano de Elda. Ahora, en su absoluta madurez, canta con una seguridad, discreción y homogeneidad envidiables. No ha evolucionado como la cantante de rompe y rasga que algunos intuían, sino en una línea tranquila, sin sobresaltos, afable. Su concierto del Monumental, del que ha salido un registro discográfico y que se emitirá mañana a las 13 horas en La 2 de TVE, está dedicado íntegramente a la zarzuela con fragmentos bien elegidos para sus facultades. Destaca el lirismo, el buen gusto, la contención, el sentido de la medida. Así se gana al público desde la sencillez. Se lució asimismo el Coro, en muy buena forma, y pisó el acelerador del volumen el maestro García Asensio. Una tarde más que entretenida.

Romanzas, coros y preludios de zarzuela

Ana María Sánchez (soprano). Coro y Orquesta de RTVE. Director: Enrique García Asensio. Obras de Chapí, Moreno Torroba, Barbieri, Sorozábal, Bretón, Marqués, Chueca, Vives y Giménez. Teatro Monumental. Madrid, 28 de octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de octubre de 2004