Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP critica que la reforma para nombrar a los jueces del Supremo se haga sin debate

El PP acusó ayer al Gobierno de utilizar el "rodillo" parlamentario y de perpetrar un "atropello intolerable" en la tramitación de la modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial para cambiar la mayoría necesaria dentro del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para nombrar a magistrados del Tribunal Supremo y presidentes de Tribunales Superiores de Justicia.

El "rodillo" consistió en el acuerdo de todos los grupos del Congreso a excepción del PP para que la reforma legal que cambiará la mayoría necesaria para nombrar cargos judiciales se tramite urgentemente por la vía de "lectura única". Este sistema supone que la reforma no necesita debate en comisión ni en el Congreso ni el Senado.

El cambio legal consiste en que la mayoría necesaria para nombrar a estos magistrados pasará de la actual mayoría absoluta a una mayoría de tres quintos del Consejo del Poder Judicial. En la práctica, esto supone que los vocales elegidos a propuesta del PP (11 de 21) no podrán sacar adelante sus nombramientos si no cuentan con el apoyo de al menos otros dos vocales.

El PP se quejó de que en la tramitación de las iniciativas queda ahora fuera de todas las decisiones que aprueba el Ejecutivo con el respaldo de sus socios en el Parlamento. Argumenta que el cambio va en contra del Pacto de Estado de la Justicia y de las sensibilidades políticas que son mayoritarias en la carrera judicial.

Eduardo Zaplana, portavoz del PP en el Congreso, aseguró que el método de lectura única para la tramitación de una ley nunca se ha utilizado "sin el respaldo de los dos grupos mayoritarios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de octubre de 2004