Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

500 policías nacionales se incorporan hoy a la lucha contra la delincuencia en la capital

Aguirre se negó a ir a la presentación de los agentes porque no presidía el acto

Las 18 comisarías de la capital y las brigadas son las principales beneficiadas de la incorporación desde ayer de 502 nuevos agentes del Cuerpo Nacional de Policía que estarán adscritos a la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Esto supone que la región se quedará con casi el 35% de los 1.438 efectivos que han acabado sus estudios en la Academia de Ávila. Los sindicatos ven con buenos ojos esta llegada de funcionarios, pero recordaron que muchos de ellos ya estaban trabajando en prácticas en Madrid, por lo que no supondrá mayor presencia policial en la calle.

El delegado del Gobierno en Madrid, Constantino Méndez, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, junto con el jefe superior de Policía, Miguel Ángel Fernández Rancaño, recibieron a los nuevos agentes en el complejo policial de Canillas (Hortaleza). En total fueron presentados 642 agentes -70 de ellos son mujeres- procedentes de la promoción XXVII B, que juraron sus puestos el pasado 24 de septiembre en el Centro de Formación de Ávila. Sin embargo, 140 de éstos van destinados a los servicios centrales de la Dirección General de la Policía, por lo que no estarán a las órdenes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los nuevos agentes han sido distribuidos en su mayoría en comisarías de la capital, que es donde se concentra el mayor número de delitos (casi 93 por cada 1.000 habitantes y año) de toda la región. Para su reparto, se han tenido en cuenta los distritos con mayor conflictividad social, como las tasas de criminalidad, la existencia de zonas degradadas y focos de marginación, la atención a colectivos de riesgo, la protección de redes de transporte y comunicaciones, y las zonas de ocio. Otros indicativos han sido la población residente y su extensión territorial.

Brigadas al 100%

De este modo, las 18 comisarías de distrito de la capital recibirán 303 agentes. Entre las más favorecidas están las de Centro, con 47 agentes; Ciudad Lineal (28), Chamartín (25) y Hortaleza (20). Las cinco brigadas de que consta la jefatura también dispondrán a partir de hoy de todos los policías que recoge el catálogo de puestos de trabajo, por lo que se encuentran ya al 100%. La que más crece será la de seguridad ciudadana, con 78 policías, seguida de la de Policía Judicial (investigadores), con otros 22 agentes. Eso sí, la Brigada Provincial de Información, dedicada a la lucha antiterrorista y a las tribus urbanas, es la que más aumenta: un 17%, al recibir 16 policías. Estas brigadas suelen nutrirse en general de agentes más experimentados procedentes de las diferentes comisarías de la región, por lo que sus bajas serán cubiertas con nuevos funcionarios.

La periferia también dispondrá de nuevos agentes. En concreto, Alcalá de Henares (10), Coslada (8) y Leganés (8) son las únicas comisarías que aumentarán ligeramente sus plantillas. Fuentes policiales señalaron que el resto de comisarías locales (10 en total) se verá beneficiada en próximas promociones. La siguiente incorporación de agentes está prevista para principios de 2005. La presión policial impuesta durante los últimos meses en los distritos de la capital ha motivado que gran parte de los delincuentes se haya trasladado a los municipios del área metropolitana. Además, en su mayoría estos centros se caracterizan por tener unas plantillas bastante envejecidas, con muchos funcionarios rozando la edad del pase a la segunda actividad (prejubilación).

Veinticinco agentes trabajarán desde hoy en la comisaría del aeropuerto de Barajas. Miguel Ángel Fernández Rancaño ha mostrado siempre su interés en reforzar el control de esta zona, por la que cada año pasan 35 millones de viajeros. Además, la inminente apertura de la nueva terminal supondrá mayor trabajo para la policía.

Pese a la incorporación de los nuevos agentes, la plantilla de la Jefatura Superior de Madrid sigue siendo deficitaria: sólo cuenta con 7.946 miembros, frente a los 8.963 que están contemplados en el catálogo de puestos de trabajo, lo que supone un 88,7% del total previsto.

Constantino Méndez destacó que Madrid "es una región dura en materia de criminalidad" y que el Gobierno tiene previsto aumentar los efectivos policiales durante toda la legislatura. "Tenemos la responsabilidad como Gobierno de la nación de garantizar la seguridad ciudadana; tenemos la capacidad para desarrollar nuestro trabajo policial con absoluta autonomía; tenemos claras las prioridades, también los planes de trabajo. No esperaremos, por tanto, a nadie para cumplir nuestras obligaciones con la ciudadanía", añadió el delegado, en referencia a la presidenta del Ejecutivo regional, Esperanza Aguirre, que estuvo ausente en el acto, pese a que estaba anunciada su presencia.

Méndez abundó tras el discurso ante los nuevos policías en esa idea: "Tenemos el sentido de la responsabilidad de que a nosotros nos corresponde garantizar la seguridad ciudadana y la protección de los ciudadanos y de sus bienes, y para ello no necesitamos la colaboración de nadie; la agradecemos, pero si los que tienen que colaborar [la Comunidad de Madrid] no se ponen a nuestra disposición, nosotros seguiremos haciendo nuestro trabajo", añadió.

Problemas de protocolo

Fuentes del Gobierno regional señalaron que la ausencia de la presidenta Aguirre se debió a problemas de protocolo. La presidenta regional pretendía, al considerarse la máxima autoridad en la región, que debía presidir el acto. Sin embargo, esa función le pertenece a Constantino Méndez, al haberlo convocado la Delegación del Gobierno. Ella sería una invitada a la mesa de autoridades, igual que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. Aguirre acudió a esa misma hora a la presentación de los brazaletes antimaltratadores en los juzgados de la plaza de Castilla. "La presidenta tenía previsto suspender este acto para ir al de los nuevos policías, pero pusieron demasiadas pegas y no dieron muchas facilidades a su presencia", según fuentes del Gobierno regional.

Los sindicatos policiales dieron la bienvenida a los nuevos agentes, pero destacaron que esos policías han trabajado en prácticas en los últimos meses en la región. Esto supone, en su opinión, que los ciudadanos no van a apreciar una mayor presencia de funcionarios en las calles. "Es sólo un parchecito en la grave carencia de policías que tiene Madrid desde hace tiempo. Hay muchas jubilaciones y muchos agentes que piden marcharse en cuanto pueden, por lo que nunca están completas las plantillas", señalaron los representantes.

237 agentes municipales patrullarán Madrid a partir del 1 de diciembre

El alcalde de Madrid anunció ayer que la plantilla de la Policía Municipal crecerá a partir del 1 de diciembre con 237 nuevos agentes. De éstos, 100 se integrarán de refuerzo en el turno de noche. Además, 50 veteranos pasarán de los turnos de mañana y tarde al nocturno, ya que es en esas horas cuando se produce mayor número de delitos.

Con estos cambios, aumentará un 5% el número de policías operativos, mientras que los agentes destinados al turno de noche en los distritos crecerá un 60%. A éstos hay que añadir los cerca de 250 agentes municipales que se dedicarán desde finales de noviembre a labores relacionadas con la seguridad. Son los integrantes de las unidades centrales de seguridad, que actuarán en la lucha contra el tráfico de drogas, los delitos contra la propiedad intelectual e industrial (pirateo de discos compactos, entre otros) o el control de locales.

Ruiz-Gallardón agradeció el "esfuerzo de recursos humanos y materiales muy importante" que está realizando el Gobierno central, el cual es "acorde a las necesidades" de una ciudad como Madrid. "El camino del diálogo, del entendimiento, al que se suma el de la obligada cordialidad entre instituciones por encima de todo interés político, es el camino de la eficacia para los ciudadanos de Madrid", señaló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2004

Más información