El grupo terrorista detenido nació en una revuelta islamista en la cárcel de Topas

La directora de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, ha ordenado a los directores de prisiones "un seguimiento exhaustivo" de todos los incidentes en los centros. El objetivo es evitar brotes radicales como el que se produjo en mayo de 2002 en el penal de Topas (Salamanca), tras una rebelión de cinco islamistas que ahora han sido relacionados con la célula terrorista que pretendía volar la Audiencia Nacional.

Por otro lado, la policía alemana investiga la presunta relación de Rabei Osman, Mohamed el Egipcio, detenido en junio en Milán (Italia) y posible inductor del 11-M, con miembros que apoyaron a la célula de Hamburgo que protagonizó el 11-S, según fuentes judiciales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de octubre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50