Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'díscolo' Enrique 'huye' a la Argentina

El príncipe Enrique, hijo menor de Carlos de Inglaterra, heredero al trono británico, se refugiará en Argentina para olvidar su reciente pelea con un fotógrafo al que le partió un labio, según publicaba ayer el sensacionalista Sunday Mirror. El diario, que cita fuentes cercanas a la familia real, afirma que el príncipe tenía previsto ir al país suramericano para jugar al polo antes de empezar el próximo enero su carrera militar en Sandhurst, la academia castrense más prestigiosa del Reino Unido. Sin embargo, el viaje se ha adelantado después de que Enrique, de 20 años, ocupara la portada de innumerables periódicos tras agredir, algo bebido, a un fotógrafo el pasado jueves de madrugada al salir de una discoteca en Londres. Enrique se marchará "pronto" a Argentina, según el dominical, y no regresará hasta Navidad, cuando se incorporará a la tradicional reunión que la familia real celebra en esas fechas. "El viaje a Argentina llevaba algún tiempo en la agenda, pero se ha adelantado. Le permitirá a Enrique escapar al escrutinio público. De momento, se va a esconder", comentó un sirviente de la Casa Real no identificado por el diario. Además, el príncipe Carlos ha ordenado a su hijo que se mantenga alejado de bares y discotecas, a fin de evitar un nuevo incidente tan embarazoso como el de la pasada semana. Aunque el secretario de comunicaciones del heredero de la Corona, Paddy Harverson, señaló el sábado que ha sido "muy comprensivo" con su hijo, la fuente del Mirror indicó que el príncipe de Gales se enfadó con el joven, tercero en la línea de sucesión al trono. "Carlos le dijo a Enrique que un miembro de la realeza nunca responde, sea cual sea la provocación", dijo el sirviente, al precisar que el príncipe advirtió al joven de que se jugará su ingreso en Sandhurst si protagoniza otro escándalo similar. El incidente del díscolo Enrique, como se le conoce en el Reino Unido, ocurrió tan sólo una semana después de que una profesora del selecto colegio de Eton acusase al príncipe de hacer trampa en los exámenes de acceso a la universidad.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de octubre de 2004