Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estevill pide perdón a los ciudadanos y al Estado por su actuación como juez

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña deja el caso visto para sentencia

El ex juez Luis Pascual Estevill hizo anoche uso del turno de palabra que le concede la ley y pidió perdón al Estado por el gasto que le ha supuesto la investigación judicial para esclarecer su actuación supuestamente corrupta. También pidió perdón a los ciudadanos por no haber actuado como un buen juez, además de a sus ex compañeros de profesión, en la judicatura y la abogacía. El letrado Piqué Vidal se acogió igualmente a ese derecho e hizo un alegato en su defensa, en ocasiones alzando el tono de voz, pero, a diferencia del ex juez no pidió perdón porque jamás ha reconocido ni siquiera una parte de los graves hechos de los que le acusa el fiscal.

De esta manera, el caso quedó anoche visto para sentencia en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña después de que las defensas empleasen todo el día para exponer sus informes. El más contundente y expresivo fue Carlos Palomino, defensor del abogado Joan Piqué Vidal, quien hizo un extenso alegato sobre la inocencia de su cliente y aseguró que no existió un "pacto demoniaco" con el ex juez Luis Pascual Estevill para extorsionar a los empresarios que uno defendía y el otro investigaba como magistrado de Terrassa y Barcelona.

Palomino expuso que su cliente había sufrido una campaña mediática con la que se ha creado un clima muy desfavorable para los acusados, y que eso ha influido en las declaraciones de algunos testigos, además de convertirlo en "un bellaco". En su opinión, existe la sensación de que ya se ha anticipado el contenido de la sentencia contra Piqué Vidal, a quien "se le ha venido declarando culpable de hechos graves y monstruosos".

Piqué Vidal, que en su día defendió a Jordi Pujol en el caso Banca Catalana, fue calificado por su abogado como "un caballero del derecho, no un villano", así como "un penalista de raza". Palomino afirmó también que era una "verdadera ignominia" que a su cliente se le comparase con Pascual Estevill, para desmarcarse así de la tesis de la fiscalía de que el ex juez y Piqué Vidal actuaron coordinados, cada uno en su responsabilidad, para extorsionar a los empresarios.

Sentencia "proporcionada"

Por su parte, Manuel Troyano, abogado de Estevill, reclamó del tribunal que la sentencia fuese "ejemplar, en el sentido de legal y proporcionada", no en cuanto a la gravedad. La defensa entiende que ha de considerarse la "confesión tardía pero valiente" de Estevill al reconocer que en 1991 y 1992 cobró más de 450.000 euros para no encarcelar a seis empresarios a los que investigaba en dos procedimientos. También aludió al hecho de que su cliente tenga ya 70 años.

Troyano reclama para su cliente una pena de tres años de cárcel por tres delitos de cohecho, pero ayer pidió al tribunal que Estevill no fuese condenado por hechos que sostiene que no ha cometido, como los sobornos a otros dos empresarios o el ocultamiento de sus bienes a la justicia durante esta investigación judicial. La fiscalía solicita para el ex juez, que llegó a ser vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta de Convergència i Unió (CiU), penas que suman 13 años de prisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004