Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos aún confían en frenar el proyecto y la oposición pide a Barberá que lo aborde con diálogo

Salvem El Cabanyal, que ha encarnado el rechazo al plan de la alcaldesa, Rita Barberá, no se da por vencida. Tras anunciar que recurrirá la sentencia, la plataforma destacó que "en ningún caso significa luz verde al plan de El Cabanyal" porque están pendientes fases administrativas como el proyecto de expropiación y el de urbanización, en las que "hay otras administraciones, como el Ministerio de Cultura, que pueden hablar", señaló el abogado José Luis Ramos. Salvem El Cabanyal se siente "arropada" por el voto de ocho magistrados contra el plan. "Nos encontramos en una situación, dentro de haber perdido, muy favorable que nos abre grandes expectativas", dijo al respecto el portavoz, Faustino Villora. "Las espadas están en alto, igual que hasta ahora", subrayó. El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Antonio Cañuelo, a falta de poder estudiar el fallo, recordó que el pleno de las organizaciones apoyó la vía judicial contra el plan "para que no se permitiera la destrucción de un BIC", por lo que es probable que mantenga su postura.

Las declaraciones de los afectados contrastaron con las de Barberá, quien expresó su "profundamente satisfacción" por el "reconocimiento expreso" del TSJ a su plan para El Cabanyal. Según Barberá, el proyecto "es lo que quieren la mayoría de vecinos", a los que agradeció su apoyo "en situaciones tremendas e incluso violentas". La Consejería de Cultura calificó de "positivo" el fallo.

El portavoz socialista, Rafael Rubio, estudiará un recurso, pero adelantó que lamenta que se "prime una manera concreta de entender una operación urbanística en la ciudad". "Pensamos que ha habido un criterio que quizás va más allá de los propiamente jurídico aunque basado en hechos jurídicos", dijo Rubio, quien pidió a Barberá "diálogo" con los vecinos que pierdan sus casas. El portavoz advirtió que se opondrá "radicalmente" a que Barberá vincule la financiación del plan con la Copa del América. La concejal de EU María Victoria González consideró el fallo "un jarro de agua fría" y brindó su apoyo a los vecinos opuestos a un plan "que no preserva la fisionomía y el patrimonio cultural" del barrio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2004