Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A la moda, gratuitamente

Es sabido que una de las mayores preocupaciones de la princesa Magdalena de Suecia, es estar al "ultimo grito de la moda" en materia de vestuario. Ultimamente ha asumido también la tarea de "vestir" como corresponde a su alcurnia, a su hermano el príncipe Carlos Felipe que al parecer descuidaba ese aspecto. Tanto Magdalena como su hermano disponen de una capacidad financiera estimada en cerca de 20 millones de euros. Pero según publica el diario Aftonbladet, las visitas de ambos a las tiendas de ropa exclusivas de Estocolmo, no afectan su patrimonio. Porque no se las cobran aunque ellos insistan en hacerlo. Porque constituyen la mejor propaganda para dichos comercios. Muchas jóvenes, al menos las que tienen buenos ingresos adoptan como modelo las ropas de Magdalena, a la hora de elegir las propias. Incluso las parejas de ambos, Jonas Bergström y Emma Pernald respectivamente gozan de los mismos privilegios cuando los acompañan. Sergún Christine Jernberg, nueva jefa de prensa de la Casa Real, ésta tiene por principio no aceptar como regalo prendas que buscan promoción comercial. Por lo que dijo no estar informada que los miembros de la familia los aceptaran. Prometió investigar el asunto. Si se tiene en cuenta que también Magdalena y sus amigos son "invitados por la casa" cuando visitan los clubes nocturnos exclusivos de Estocolmo, se deduce que su presupuesto hogareño se ve bastante aliviado.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2004