Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | Fase de clasificación del Mundial 2006

"Hemos merecido ganar con claridad"

Luis Aragonés y los jugadores españoles no reconocen su mala actuación en tierras bálticas

Pese a empatar contra Lituania, la selección 111º puesto del ránking de la FIFA y representante de un país donde hay más equipos de baloncesto que de fútbol, los jugadores españoles se fueron al vestuario con la declarada tranquilidad del trabajo bien hecho. Al frente de todos ellos, el seleccionador Luis Aragonés expuso satisfecho su convicción: "Hemos merecido ganar con claridad" dijo categórico. Luis habló tras dar un giro atacante al equipo en el segundo tiempo. Una serie de cambios que conformó una selección con cinco delanteros triplicando remates contra la puerta de Karsemarkas.

"Lo hemos hecho todo", aseguró el seleccionador; "tuvimos la posesión del balón, el control del juego y las ocasiones. Hemos tenido cuatro o cinco oportunidades claras para ganar el partido, pero el portero ha hecho dos paradas extraordinarias. Yo nunca me voy a conformar con el empate; siempre voy a salir a ganar".

Michel Salgado acabó el encuentro cojeando, con una lesión en el tobillo derecho

MÁS INFORMACIÓN

Para ganar, y en vista de que los lituanos no representaban un peligro muy grande al contragolpe, Luis hizo lo siguiente: "Puse de lateral falso a Luque por la izquierda, y como por la derecha no teníamos entrada le dije a Reyes que jugase allí, como hace en el Arsenal, que juega en el centro y en los costados. ¡Los delanteros pueden jugar en la banda y no pasa nada! Luego hacen como Larsson en el Barça, que llega a gol porque se va hacia adentro".

Abriendo el campo con dos delanteros tirados a la banda, Reyes y Luque, el seleccionador español encontró espacio para poner a Tamudo, Raúl y Torres en las inmediaciones del área lituana. Con este plan, España pasó de rematar tres veces en la primera parte a hacerlo en nueve ocasiones. Como dijo Luis: "Puse a los delanteros, a ver si alguno la cogía y así llegaron las ocasiones. Raúl tuvo una ocasión que fue a córner porque un defensa metió la pierna en el último momento; Luque ha estado sensacional, en mi memoria hay seis u ocho ocasiones de Luque; y así nos hemos hecho dueños del partido".

El homólogo de Luis en el banquillo lituano, Algimantas Liubinskas, también dijo que su equipo había dominado el encuentro. "Si hubiésemos podido contar con Semberas y Poskus hubiésemos conseguido un resultado mejor", sentenció.

Los periodistas lituanos que se acercaron al seleccionador español tras el partido parecían ser del credo de Liubinskas. Cuando le preguntaron a Luis si no consideraba que España había tenido fortuna por empatar, el español se agitó: "¡Tú no tienes ni idea!".

Según Albelda, el partido se igualó porque el campo estaba en mal estado y "no permitía el desborde a la gente que tiene calidad en el uno contra uno". Luis opinó igual: "El campo nos ha quitado velocidad de balón, el barro se pegaba a los pies, y la pelota salía sin fuerza en los pases. Contra un equipo que hace un fútbol tan directo un campo así influye mucho".

Salgado constató la unanimidad española: "Lo más importante era no perder; aquí no se nos pedía jugar brillante". Puestos a hacer matices, el veterano lateral del Real Madrid hizo un reconocimiento: "Los dos puntos se les han escapado a ellos; el partido ha sido complicado, pero nos hemos llevado un punto". Salgado acabó el encuentro cojeando, lesionado en el tobillo derecho.

Luque agregó: "Creo que la selección ha dado un ejemplo de carácter, aunque al final no ha podido ser; siempre llevamos el peso del partido, pero no hemos tenido suerte ante el marco contrario".

En el bando contrario, Jankauskas estaba tan contento como los españoles en un partido que, al oir a los jugadores, debió ser una feria. "Hemos obtenido un buen resultado", afirmó el ex jugador de la Real. A su manera, el gigante lituano, ahora en el Niza, lamentó su falta de puntería y negó la elección maliciosa de un estadio con un terreno de juego en pésimas condiciones: "Éste es el mejor estadio que tenemos, las condiciones atmosféricas no nos permiten tener uno mejor; los malos campos no ayudan a nadie".

Ya fuera un césped impoluto o un patatal, Xavi se lamentó del resultado cosechado, siempre con la misma idea: "Hemos sido superiores a Lituania, sobre todo en la segunda parte, pero nos faltó el gol, que al fin y al cabo es lo importante. Para valorar el resultado del partido hay que saber en las condiciones en las que hemos jugado, sobre todo el campo". El medio del Barcelona quiso transmitir optimismo a la afición española. "Es muy pronto para preocuparse, hemos jugado dos partidos fuera de casa, en campos que no son fáciles. Creo que no vamos a tener problema. Estamos concienciados de que tenemos que estar en Alemania", finalizó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de octubre de 2004