Alicante sigue sin usar la fábrica de tabacos un lustro después del cierre

El Ayuntamiento no ha culminado la cesión de suelo a Altadis

La antigua fábrica de tabacos de Alicante, en el centro tradicional de la ciudad, sigue en manos del grupo Altadis casi cinco años después de la firma del convenio entre el Ayuntamiento y la tabaquera para abandonar la instalación a cambio de suelo municipal edificable. El Consistorio tiene pendiente todavía la cesión de un 4% del total del suelo pactado. Y mientras el deterioro se apodera progresivamente del inmueble y su entorno, la empresa Altadis ya ha ganado cinco millones de euros con la primera permuta de terrenos.

El convenio entre Altadis y el Ayuntamiento mediante el cual el grupo trasladaba su actividad al polígono industrial de las Atalayas, en el extrarradio de la ciudad, y cedía el solar y edificio de la antigua fábrica de tabacos a cambio de suelo municipal edificable, se firmó en febrero 2000. Más de cuatro años después, la instalación todavía sigue en manos privadas, ya que el Consistorio, en manos del PP con mayoría absoluta, no ha culminado el proceso de cesión de parcelas.

El Ayuntamiento acaba de aprobar una nueva cesión de parcelas, que representan el 27,9 % del total del suelo pactado. A la firma del convenio, el Ayuntamiento cedió el 68% del suelo. Por tanto, todavía resta un 4% de suelo para consumar el convenio firmado con Altadis.

El PSPV, a través del portavoz del su grupo municipal, Blas Bernal, denuncia el "considerable" retraso que acumula la ejecución del convenio. "Y todo ello en claro perjuicio para los intereses públicos", dice. "El Ayuntamiento sigue sin poder ocupar la fábrica y frenar el deterioro de la instalación y, por contra, Altadis ya ha rentabilizado con creces el coste económico de la operación de traslado, mediante la reventa de las primeras parcelas", añade.

Las dos primeras parcelas objeto de la permuta, incluidas en planes parciales de Agua Amarga y de la playa de San Juan, fueron valorados en unos 9 millones de euros. Un mes después de la firma del convenio, Altadis enajenó ambos solares al constructor Andrés Ballester por 13 millones de euros. Altadis saldó la operación con una ganancia de cinco millones euros.

Las dos nuevas fincas que cede el Ayuntamiento a Altadis, igualmente incluidas en planes parciales de la playa de San Juan, se han valorado en 6,7 millones de euros, equivalentes al 27,9% de las cuotas del valor del complejo de la fábrica de tabacos. La nueva cesión, acordada la pasada semana por el Ayuntamiento, sigue sin cubrir el 100% de la operación. "Por tanto, aunque se registre a favor del Ayuntamiento la propiedad de la fábrica, es improbable que se pueda hacer uso de la instalación, por ese 4% de suelo pendiente de cesión", afirma Bernal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS