Sant Cugat detecta la presencia del agresivo mosquito tigre

Lo que los biólogos habían anunciado hace tiempo acaba de suceder. Numerosos ejemplares del mosquito tigre (Aedes albopictus) han sido identificados en Sant Cugat del Vallès (Vallès Occidental). Es la primera vez que se localiza a este animal viviendo en la península Ibérica. Se trata de una especie procedente de las selvas de Asia, de comportamiento agresivo y picadura dolorosa que está colonizando amplias zonas del planeta. Su llegada a España se consideraba inevitable. Ahora que ya se ha confirmado su presencia, los científicos tienen pocas esperanzas de erradicar el foco invasor de Sant Cugat. Los esfuerzos van a centrarse en intentar que la especie se expanda lo menos posible.

Más información

Y es que el Aedes albopictus despierta cierta preocupación. En primer lugar por su picadura dolorosa y sus hábitos agresivos que le llevan a atacar, solo o en pequeños grupos, a las personas en pleno día. Como consecuencia, la calidad de vida puede disminuir notablemente en las zonas más afectadas.

El segundo problema es meramente hipotético. Se basa en la posibilidad que el mosquito tigre pueda transmitir diversas enfermedades infecciosas, como el dengue, la encefalitis japonesa o la fiebre amarilla, como sucede en diversas zonas del mundo. Pero esto no significa que exista ningún riesgo de este tipo en España, ya que estas enfermedades no están presentes en la actualidad.

Es un caso parecido al de la malaria. "En España existen importantes poblaciones del mosquito Anopheles, que es un vector de la malaria, pero como esta enfermedad ha sido erradicada de nuestras latitudes, su presencia no comporta ningún peligro sanitario", afirma Roger Eritja, entomólogo del Servicio de Control de Mosquitos del Baix Llobregat y experto en el mosquito tigre.

Por si alguna duda quedara, Roger Eritja aclara que los mosquitos tigre están presentes en Italia desde los años noventa sin que hayan actuado como vector de enfermedades exóticas. Otra cosa son las molestas picaduras, un doloroso engorro que ha llevado a las autoridades italianas a gastar cifras millonarias para intentar eliminarlos. Esto no sólo no se ha conseguido, sino que en realidad el Aedes albopictus se ha ido extendiendo por diversas zonas.

Los investigadores creen que aquí puede pasar lo mismo. Los mosquitos tigre podrian colonizar varias zonas de Cataluña en los próximos años. De momento se sabe que están extendidos por tres barrios de Sant Cugat, y aunque se han localizado este verano, los investigadores creen que llevan ya al menos un año viviendo en la comarca. El Ayuntamiento de Sant Cugat y la Diputación de Barcelona van a realizar en los próximos dos meses un estudio para detectar cuál es el tamaño de la población y su distribución precisa. Roger Eritja, biólogo, que desarrolla su actividad en la red de prevención de enfermedades víricas Evitar, no descarta que el insecto esté más extendido por otros municipios aunque no haya sido detectado por el momento.

También se va a desarrollar una gran campaña informativa para pedir a la gente su colaboración. El mosquito tigre se reproduce en manchas de agua muy pequeñas. En Sant Cugat se han encontrado unas 400 larvas de mosquito en un simple cenicero que se había llenado de agua de lluvia. El problema principal, a juicio de Eritja, son "las casas con jardines, ya que allí suelen haber muchos recipientes de todo tipo al aire libre que se llenan de agua y son un hábitat ideal de cría". Por ello, es básico quitar los platos de los tiestos, colocar los cubos boca abajo y eliminar cualquier posible receptáculo, por pequeño que sea. Han llegado a criar en una simple concha cogida en la playa. Lo que en ningún caso recomiendan los biólogos es fumigar ya que los pesticidas son peores que los mosquitos para la salud humana.

Lo que continúa siendo un misterio es el mecanismo que han utilizado los mosquitos para llegar hasta nosotros. En otras zonas estos animales se han extendido siguiendo las rutas del comercio de neumáticos usados, que constituyen un hábitat de cría muy parecido a su ecosistema original.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 13 de septiembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50