Fallecen cinco personas en dos accidentes en La Rioja

Las carreteras riojanas registraron ayer una jornada pésima al registrar la muerte de cinco personas en dos accidentes. A medianoche del jueves, en la carretera local LR-134, en el término municipal de Calahorra, chocaron frontalmente un Ford Mondeo con matrícula de Barcelona y un Opel Vectra con placas de Navarra, con el resultado de cuatro muertos, dos ciudadanos españoles y dos marroquíes residentes en La Rioja, tres hombres y una mujer de entre 27 y 33 años.

En el Ford Mondeo, viajaban dos personas, el conductor, un joven de 27 años, A. H. J., que estaba empadronado en la localidad navarra de Villafranca, y que murió en el acto como consecuencia de la colisión, y su acompañante, S. H. H., nacido en Falces (Navarra) y residente en Calahorra. Éste, de 32 años, fue conducido al Hospital Fundación de Calahorra, pero los servicios médicos no pudieron salvarle la vida. En el Opel Vectra, viajaban un hombre y una mujer, ambos de nacionalidad marroquí. El conductor, K. E. B., tenía 28 años, y su acompañante, T. E. B., tenía 33. Los dos residían en la localidad de Rincón de Soto. Ambos fallecieron en el acto.

A las dos de la tarde, un hombre falleció al colisionar un todoterreno y una furgoneta en la autopista AP-68 que une Bilbao y Zaragoza. El conductor del todoterreno falleció en el accidente, mientras que el de la furgoneta resultó herido.

Por otra parte, un hombre murió arrollado por un tren en la mañana de ayer en Mérida (Badajoz) cuando cruzaba la vía por un lugar no autorizado, informa Efe. Fuentes de Renfe señalaron que el siniestro ocurrió a las 7.22 horas de la mañana en la línea entre Mérida y la localidad pacense de Guareña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de septiembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50