Acuerdo en Huelva para contratar a 21.623 temporeros en sus países

En la pasada campaña agrícola fueron empleados 21.000 jornaleros

La comisión provincial del convenio para las migraciones de Huelva acordó ayer solicitar a la Secretaría de Estado de Inmigración la contratación en sus países de origen de 21.623 temporeros para la próxima campaña agrícola 2004-2005, según se acordó ayer en una reunión mantenida en la Subdelegación del Gobierno en Huelva. Este número es prácticamente idéntico al de la campaña pasada, en la que se contrató a 21.000 jornaleros.

Los empresarios habían solicitado en principio que se hiciera contrato a 30.000 trabajadores. De la cifra pactada, 16.361 extranjeros ya habían trabajado en la temporada anterior. Los jornaleros vendrán de Rumania, Polonia, Moldavia, Marruecos, Ecuador, Bulgaria y Colombia. A la reunión, presidida por el subdelegado en Huelva, Manuel Bago, asistieron representantes de las administraciones local y autonómica, y de las organizaciones agrarias, sindicales y empresariales.

El alcalde de Cartaya, el socialista Juan Antonio Millán, afirmó ayer: "Existe un amplio consenso para seguir mejorando las contrataciones en origen. Es necesario perfeccionar este modelo de contrato para dar prioridad a los trabajadores locales, nacionales y extranjeros que residan en nuestro país". Además, Millán señaló que la mano de obra se complementará con los trabajadores que fluctúan de unas provincias españolas a otras durante el período de campaña agrícola.

Millán atribuyó el hecho de que la cifra de jornaleros extranjeros no haya experimentado un aumento para esta temporada, como ha ocurrido en los últimos años, a "un esfuerzo por corregir determinados errores detectados en la anterior campaña agrícola". UGT advirtió la temporada pasada de que el número de 21.000 jornaleros había resultado "excesivo" porque no se dio el suficiente trabajo para absorber tan elevada mano de obra. "En algunas fincas hubo temporeros que no pudieron trabajar todos los días de la semana. Queremos evitar que eso vuelva a ocurrir", indicó Millán.

Consenso

Por su parte, Bago expresó su satisfacción por el clima de consenso alcanzado. Bago subrayó "la responsabilidad, grado de implicación y seriedad adoptados por parte de todos los implicados". El subdelegado avanzó como novedad que el Ejecutivo central tiene previsto solicitar a los consulados españoles de los países emisores de trabajadores la concesión en sus visados de una doble nacionalidad. "El objetivo reside en que estos trabajadores puedan retornar a sus países de origen a mitad de la campaña para visitar a sus familiares o resolver cuestiones personales", precisó.

José Manuel Romero, presidente de Freshuelva, la patronal fresera, que aglutina al 95% del sector, expresó su "satisfacción" por la cifra de temporeros acordada para esta campaña. Romero explicó que la reclamación de mayor número de trabajadores por parte de los empresarios está "justificada" en cuanto que se prevé aumentar las hectáreas plantadas, sobre todo en frambuesas, que se incrementarán esta temporada en un 20%, según los cálculos del sector. Además, Romero afirmó que la propuesta del Gobierno central de regularizar a los inmigrantes sin papeles -que afectaría en la provincia de Huelva a unas 3.000 personas- incrementará la mano de obra para esta temporada. "Lo importante es que la contratación en origen se ha convertido en un sistema normalizado que cuenta con el consenso de todos", indicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de septiembre de 2004.