Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los reporteros "están vivos"

El optimismo se abría paso anoche en medios diplomáticos y periodísticos de París sobre la suerte de los dos periodistas franceses secuestrados en Irak. El ministro francés de Cultura y Comunicación, Renaud Donnedieu, anunció anoche en Perpiñán que los secuestrados "ya no estaban en poder del grupo que los capturó" -el autodenominado Ejército Islámico en Irak-. Informaciones de prensa aseguraron que habrían sido transferidos a otro grupo de la guerrilla en la zona de Faluya, aparentemente con la intención de buscar el lugar oportuno para liberarles.

El embajador de Francia en Bagdad se limitó a confirmar que los dos rehenes franceses se encontraban "vivos, en buen estado de salud y bien tratados". Al cierre de esta edición no se había confirmado aún la liberación de los periodistas Christian Chesnot y Georges Malbrunot, ni de su chófer.

Horas antes, tres miembros del Consejo del Culto Musulmán francés lanzaron en Bagdad un vibrante llamamiento a la liberación de los secuestrados en una conferencia de prensa. "Somos optimistas y estamos confiados en su próxima liberación", dijo Mohamed Bechari, vicepresidente del organismo representativo del culto musulmán. El ministro del Interior, Dominique de Villepin, interrogado en París por la televisión pública, se limitó a hablar de "indicaciones positivas", sin ir más lejos.

El ministro francés de Exteriores, Michel Barnier, que se encontraba en Ammán, también dijo que le constaba que los periodistas están vivos. El jefe de la diplomacia francesa lleva toda la semana en la región, ocupado exclusivamente de la crisis de los rehenes. Según una información del semanario Canard Enchainé, el ministro de Exteriores ha evitado hacer escala en Arabia Saudí a causa de informaciones en poder de los servicios secretos franceses según las cuales podría haber alguna relación de capital saudí con el Ejército Islámico en Irak, el grupo que se atribuyó el secuestro de los periodistas franceses.

Esta información no ha sido objeto de comentario oficial alguno. A lo largo de la semana, Barnier ha visitado repetidamente El Cairo y Ammán, así como Alejandría y el emirato de Qatar, donde fue entrevistado el miércoles por la cadena de televisión Al Yazira.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de septiembre de 2004