Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tribunales dan vía libre a la fusión entre el UFJ y el Mitsubishi Tokyo que creará el primer banco mundial

El panorama se ensombrece para el Sumitomo Trust and Banking, el tercer banco japonés, después de lanzar durante la semana pasada una oferta hostil para intentar hacerse con el control del UFJ (Grupo Unión Financiera de Japón). Ayer, el Tribunal Supremo del país nipón desestimó la demanda del Sumitomo para frenar las negociaciones de fusión entre el UFJ, el cuarto banco japonés, y el Mitsubishi Tokyo Financial Group (MTFG), el primero del ranking financiero de Japón.

De este modo se aclaran las nubes que se cernían sobre la operación de fusión entre ambos bancos para crear el mayor banco del mundo.

El Sumitomo Trust había apelado con la intención de paralizar la operación, justo una semana después de que el primero y el cuarto banco japonés (Mitsubishi y UFJ) confirmaran su compromiso de fusión.

El pasado 11 de agosto, el Tribunal Supremo ya desestimó otra orden judicial que obligaba al UFJ a mantener conversaciones de fusión de forma exclusiva con esa entidad fiduciaria.

El Sumitomo Trust, perteneciente al grupo Sumitomo Mitsui, alegaba que el UFJ incurrió en deslealtad al abandonar unas negociaciones iniciadas este año para concentrar sus respectivas unidades fiduciarias. Durante el pasado mes de mayo el Sumitomo y UFJ firmaron un acuerdo de vinculación por el cual se permitía al primero negociar en exclusiva para adquirir las propiedades fiduciarias del UFJ.

Esta decisión del Tribunal Supremo se produce una semana después de que el Sumitomo anunciase una oferta no amistosa, valorada en 29.000 millones de dólares (24.200 millones de euros), para adquirir el UFJ.

Cualquiera de las dos operaciones, la fusión del UFJ con el Mitsubishi o con el Sumitomo, daría lugar al primer banco mundial por volumen de activos, con más de 1,7 billones de dólares. Esta cifra supera a los 1,3 del Mizuho Financial o el Citigroup, entidades que encabezan el ranking hasta el momento.

El grupo UFJ se ha convertido en presa fácil para ambos bancos, pues atraviesa por dificultades financieras como consecuencia del elevado volumen de su cartera de créditos impagados.

Tanto sus auditores como el Gobierno nipón habían aconsejado al banco aumentar sus reservas por este concepto. El grupo UFJ obtuvo unas pérdidas netas durante el ejercicio fiscal 2003, que finaliza en marzo, de 3.603 millones de dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de agosto de 2004