Reportaje:

Amper avanza con problemas en la retaguardia

Busca nuevas empresas sin haber resuelto las discrepancias internas con su socio de referencia

Amper, tras varios años de reestructuraciones y cambios de estrategia en sus negocios, empieza a enderezar sus cuentas y sus gestores hablan de adquirir otras empresas para ganar tamaño, pero el grupo de tecnologías de la información no logra disipar dudas en el mercado sobre la estabilidad de su accionariado y sobre su futuro.

Tecnocom, su actual socio de referencia, ya ha declarado que no ha encontrado en Amper las sinergias y ahorros que esperaba cuando adquirió, en abril de 2003, un 12,5% de su capital a Lucent Technologies, y de hecho se ha desprendido ya, a principios de julio, de una quinta parte de su participación. El presidente del grupo tecnológico e industrial Tecnocom, Luis Solera Gutiérrez, ha anunciado a sus accionistas que "dada la estrategia de Amper de concentrar su futuro empresarial en las actividades de seguridad y defensa, abandonando paulatinamente el sector de las telecomunicaciones" van a reconsiderar en breve el sentido de su participación en Amper. Tecnocom, en cualquier caso, adquirió estas acciones a 1,76 euros por título y hoy cotizan con una revalorización superior al 100%.

Tecnocom, su mayor accionista, se confiesa defraudado por sus gestores, y Amper dice a la CNMV que no contempla una fusión con este socio

Amper, por su parte, ha reiterado a la CNMV hace unas semanas "que en ningún momento ha acordado negociaciones o estudios previos a las mismas en relación con una posible integración con el grupo Tecnocom".

La empresa que preside Enrique Used rompió a finales de mayo unas negociaciones para fusionarse con el grupo de defensa Page, y también ha visto fracasar un proyecto de adquisición de la compañía Tecnobit. "Será dificil encontrar una compañía de la misma dimensión" que éstas, admitía Used a finales de junio, para llevar adelante su estrategia de incorporar al grupo empresas del área de seguridad y defensa. Rafael Lozano, consejero delegado de Amper, precisó que los requisitos para las nuevas adquisiciones son que las compras no sean dilutivas, que generen sinergias, que "sean complementarias a nivel tecnológico y que tengan productos y excelencia en el mercado de la OTAN".

El Grupo Amper está integrado actualmente por tres divisiones de negocio: Amper Tecnologías; Amper Soluciones, y Medidata. La primera, responsable del 50% de las ventas del grupo, opera en radiocomunicaciones civiles y militares, sistemas de comunicación y sistemas de mando y control. La segunda, Amper Soluciones, aporta un 26% de las ventas del grupo y se dedica a proyectos de ingeniería, productos y servicios profesionales diseñados para operadores de telecomunicaciones. Medidata, la filial brasileña, desarrolla su actividad en el campo de la integración de sistemas para el sector de las telecomunicaciones y las empresas.

Los últimos resultados publicados por Amper, correspondientes al primer semestre, registran unas pérdidas de 160.000 euros frente a los 5,40 millones de euros negativos del mismo periodo de 2003, lo que supone una mejora relativa del 97%.

Su cifra de negocio, 80,41 millones, cayó un 14% respecto al primer semestre del pasado año como consecuencia de la venta de Amper Ibersegur y de la Unidad de Servicios de Red de Amper Soluciones, en la segunda mitad del ejercicio 2003. En términos homogéneos, sin contar esas operaciones, los ingresos del grupo hubieran aumentado un 4%.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS