_
_
_
_

El Ayuntamiento de Arcos paraliza las pruebas de la térmica de Iberdrola

El Ayuntamiento de Arcos de la Frontera (Cádiz), gobernado por PSOE e IU, precintó ayer las instalaciones de la central térmica de ciclo combinado de 1.600 megavatios que ultima Iberdrola en la localidad y prohibió a la compañía que prosiga con sus pruebas por incumplimiento de varias normativas y por carecer de los permisos municipales correspondientes. Según la concejalía de Urbanismo, Iberdrola ha realizado pruebas en los últimos días sin contar con la pertinente concesión de agua, la licencia de vertidos, la autorización ambiental integrada o el permiso de primera ocupación, entre otros requerimientos legales para desarrollar cualquier actividad. Arantxa Azcúnaga, concejala de Urbanismo, avisó a la empresa que "si continúa con las pruebas y se salta el precinto, Iberdrola incurriría en un delito penal". Iberdrola anunció ayer que recurrirá esta decisión ante el TSJA, informa Efe. La actuación municipal se produce dos semanas después de que el juzgado arcense no atendiese una petición del consistorio para paralizar las obras, justo el mismo día en el que Iberdrola anunció que la térmica comenzará a funcionar antes de finales de este año. El juzgado de Arcos admitió ayer a trámite una denuncia de la asociación ciudadana y ecologista Ecovoz contra la central por la emisión de vertidos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_