El alcalde convertirá un palacio de Centro en 88 estudios de alquiler a 350 euros

El edificio será rehabilitado a partir de otoño y ocupado por jóvenes en 2006

Una de las medidas de "ejecución inmediata" del plan municipal de revitalización del centro, la creación de 360 "alojamientos temporales para jóvenes" en solares y edificios municipales, empezará a ser realidad dentro de año y medio. Entonces se adjudicarán los primeros 88 apartamentos-estudio, resultado de la rehabilitación del palacio de la duquesa de Sueca sito en la plaza del Duque de Alba, a un paso de Tirso de Molina. Para conseguir uno de estos alojamientos -en los que no se podrá permanecer más de cinco años- habrá que acreditar ser menor de 35 años, tener unos ingresos mensuales de entre 700 y 1.700 euros (aproximadamente) y vivir aún con los padres. El alquiler será de unos 350 euros.

La Empresa Municipal de la Vivienda (EMV), que dirige el concejal delegado de Vivienda, Sigfrido Herráez, quiere poner en marcha este mismo verano uno de los proyectos anunciados el pasado viernes por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón: la creación de una red de 360 "alojamientos temporales para jóvenes" en edificios municipales que ahora están abandonados o infrautilizados por el Ayuntamiento. El primero es el palacio de la duquesa de Sueca, vacío y apuntalado desde hace años, un inmueble con más de dos siglos de historia que se va a transformar en un bloque de 88 apartamentos y una escuela de música.

El proyecto inicial ya está terminado, y la EMV sólo espera que Gerencia de Urbanismo, actual titular del inmueble, ceda la propiedad a esa empresa pública para poder acometer las obras de reforma. Herráez calcula que los trabajos podrían adjudicarse a finales del verano, comenzar en otoño y prolongarse "unos 15 meses". A principios de 2006, por tanto, el Ayuntamiento podría adjudicar los alojamientos a sus inquilinos.

El concejal habla de "alojamientos" y no de viviendas, porque el suelo en el que se asienta el palacio está catalogado como de uso dotacional (para equipamientos públicos) y no residencial: allí, teóricamente, no se puede edificar pisos. Pero el Ayuntamiento ha decidido que hay muchos solares y edificios "dotacionales" en Madrid que pueden aprovecharse como vivienda, y eso es lo que va a hacer: los alojamientos para jóvenes se presentan como una especie de "residencia de estudiantes", pero sin reglas de funcionamiento interno. A todos los efectos, viviendas particulares.

Una escuela de música

El palacio, con unos 7.200 metros cuadrados de superficie, tiene tres alturas. En la planta baja se hará una escuela de música con una decena de aulas; en las dos superiores, 88 apartamentos: 52 de ellos tendrán entre 38 y 46 metros cuadrados útiles, y el resto entre 46 y 61 metros. Eso según el proyecto inicial, pero los responsables de la EMV advierten de que probablemente esta distribución se modificará en las próximas semanas para obtener más viviendas a costa de reducir las dimensiones de los estudios más amplios, los de 57 y 61 metros. Cada apartamento constará de una sala-dormitorio, baño y cocina. Además, habrá "espacios comunes" como lavanderías colectivas, aulas de estudio, internet o cafetería.

El precio de estos alquileres no está todavía fijado, pero Sigfrido Herráez calcula que será "la mitad de lo habitual". "Por este tipo de estudios, en pleno centro, se está cobrando 600 o 620 euros. Nosotros los alquilaremos por 300 o 350", afirma. El afortunado que consiga uno no podrá permanecer en él más de un lustro, y probablemente tendrá que irse antes. "El máximo serán cinco años, pero queremos que los inquilinos vayan rotando cada dos o tres años", dice el concejal. Ese tiempo máximo, que podrá variar según los casos, se fijará al firmar el contrato; y es que estos alquileres no se regirán por la Ley de Arrendamientos Urbanos (que establece la prórroga automática hasta cinco años), precisamente porque no se trata de viviendas sino de "alojamientos municipales".

El Ayuntamiento concederá los alojamientos aplicando unos baremos (aún por fijar) a los interesados, que deberán cumplir, en cualquier caso, cuatro requisitos: ser menor de 35 años; residir aún en el domicilio familiar; no ser propietario ni arrendatario de otra vivienda (ni libre ni protegida) en Madrid o en cualquier otro lugar de España; y disponer de unos ingresos mínimos de unos 700 euros y máximos de 1.700 (aproximadamente: esto también está por determinar).

La misma fórmula del Palacio de la Duquesa de Sueca se aplicará a una decena de cantones municipales donde ahora se guardan los aparejos de limpieza y que serán rehabilitados para conseguir el resto de "alojamientos temporales" hasta la cifra prevista de 360. Pero ese proyecto va más retrasado: en la mayoría de los casos habrá que demoler los cantones, volver a edificar y, mientras, buscar un almacén alternativo para el utillaje. No estarán listos antes de dos años.

Colegio, casa de nobles y cuartel

El palacio de la duquesa de Sueca, con sus tres patios interiores y sus tres plantas de altura, lleva cerca de 250 años enclavado en la plaza del Duque de Alba, pero en estos dos siglos ha albergado muy distintos usos. El caserón original sirvió, en la segunda mitad del siglo XVIII, de escuela de primeras letras y habitaciones para los maestros que enseñaban a los hijos de los criados del rey Carlos III.

En 1791, el arquitecto Antonio de Abajo transformó el inmueble en una residencia nobiliaria, con el perfil que ahora tiene. Así, a comienzos del siglo XIX pasó a habitarla la duquesa de Sueca, esposa de Manuel Godoy, primer ministro y favorito de Carlos IV.

Con la llegada de los Gobiernos liberales, en 1837 se convirtió en la sede del Colegio de Humanidades, y a finales de siglo fue ocupada por un cuartel de la Guardia Civil.

El antiguo palacio se transformó en edificio de viviendas tras sucesivas reformas en el siglo XX, hasta que el Ayuntamiento lo adquirió y encargó su rehabilitación al arquitecto portugués Álvaro Siza. Ese proyecto quedó en suspenso. Ahora, los salones de la duquesa han sido elegidos como morada temporal para jóvenes precarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de julio de 2004.

Lo más visto en...

Top 50