Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Eurocopa 2004

Grecia tumba al anfitrión

La sorprendente selección de Rehhagel derrota a Portugal en Lisboa

Contra todo pronóstico, Grecia se proclamó ayer vencedora de la Eurocopa, su primer título internacional. Los griegos, que no contaban en ninguna quiniela inicial, se apuntaron el triunfo frente al equipo anfitrión, Portugal, al que derrotaron por 1-0 con un gol de cabeza de Charisteas, un delantero suplente en la Bundesliga alemana, donde juega en el Werder Bremen. El épico triunfo heleno dejó un mar de lágrimas en Portugal, país que jamás había alcanzado una gran final, pese a haber contado con grandes generaciones de futbolistas, la última la de Figo y Rui Costa, que anoche cerró su ciclo. Pero Grecia -que sólo ha perdido un partido, frente a Rusia en la tercera jornada- ha sabido exprimir al máximo sus virtudes, un juego árido y correoso con el que ha conseguido anular por completo a todos sus rivales. Primero despidió a España, y luego, sucesivamente a la favorita Francia, a la impactante República Checa y al organizador Portugal. El equipo del brasileño Scolari se vio ayer igual de impotente que sus afamados predecesores y a Grecia le bastó un remate en un córner -tras un fallo del portero luso Ricardo- para enterrrar las ilusiones de la hinchada local.

MÁS INFORMACIÓN

La victoria de Grecia sólo es comparable a la conseguida por el equipo de Dinamarca en 1992, cuando los daneses se alzaron con el trofeo tras ser repescados poco antes del inicio del campeonato para relevar a Yugoslavia, entonces en plena guerra de los Balcanes.

Páginas 48 a 54

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de julio de 2004