Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
36º CONGRESO DEL PSOE

Los socialistas potencian el Consejo Territorial ante el reto autonómico

Zapatero quiere que sea un órgano de cohesión de las propuestas territoriales

La política territorial, que es uno de los retos prioritarios que se le plantean al Gobierno socialista en esta legislatura, tendrá un cauce dentro del PSOE, el Consejo Territorial, que el 36º Congreso ha decidido potenciar. El organismo, que reúne a los secretarios generales regionales y presidentes autonómicos, y que ya existía desde hace ocho años, tratará de cohesionar las políticas de reforma estatutaria desde los distintos territorios. Lo coordinará Patxi López.

El 36 Congreso ha potenciado el Consejo Territorial con la elección de un coordinador, que será el secretario general del Partido Socialista de Euskadi (PSE), Patxi López. El Consejo Territorial se reunirá, al menos, cada dos meses y cuantas veces sea necesario, lo que no es baladí cuando antes de un año se abrirá en España un amplio proceso de reformas de los estatutos de autonomía. Este organismo abordará tanto las iniciativas territoriales del Gobierno central como las procedentes de las autonomías. Para adecuar estas funciones a la vida interna del PSOE, este partido aprobará próximamente un reglamento específico.

Esta iniciativa partidaria responde a la concepción que Zapatero tiene del Estado de las autonomías como un "diálogo permanente" entre el Gobierno central y las comunidades autónomas, y de ellas entre sí. Y esta concepción de la España territorial la ha querido llevar al PSOE.

El Consejo Territorial, que será presidido por el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente del partido, Manuel Chaves, integrará, además de a los líderes territoriales y presidentes autonómicos socialistas, al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Francisco Vázquez, así como a dirigentes socialistas y ministros en función de los temas que aborde. En este sentido, todo apunta que el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, al no estar presente en la Ejecutiva Federal, tendrá una importante presencia en este organismo en una etapa en que la cuestión territorial será predominante.

Las reformas pendientes

El coordinador del Consejo Territorial, Patxi López, adelantó ayer que la primera sesión del Consejo Territorial la convocará en septiembre y en Euskadi. López ponía ayer en valor el Consejo al señalar que "ha cogido peso en este congreso" y al resaltar sus funciones: "Estamos en una etapa en la que vamos a hablar de las reformas de los estatutos, de la reforma del Senado y de la Constitución".

Todas estas cuestiones empezarán a imponerse en el calendario político a partir del otoño y, desde ese momento, la agenda territorial irá cogiendo fuerza progresivamente con la puesta en marcha de la reforma del Estatuto de Cataluña, a fines de año, y las elecciones autonómicas vascas, en mayo, lo que también explica que el coordinador del Consejo Territorial sea el candidato socialista a lehendakari.

El Consejo Territorial adquiere aún más importancia en la medida que el debate territorial no está cerrado en el PSOE. El 36 Congreso no ha querido afrontar este debate. Tanto el Gobierno como el PSOE habían decidido premeditadamente que no se moviera de las posiciones acordadas por el Consejo Territorial del PSOE el 30 de agosto de 2003, la famosa Declaración de Santillana del Mar (Cantabria). "Casi un año después, está claro que esa declaración era para unos lo más lejos que se podía ir y para otros era un punto de partida", señala el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, en alusión a los presidentes socialistas de Castilla-La Mancha y Extremadura, por un lado, y al PSC y Pasqual Maragall, por otro.

El ministro de Administraciones Públicas valora el Consejo Territorial como un cauce para "establecer un diálogo permanente entre los representantes del partido en los distintos territorios e ir dando solución a los retos de las reformas estatutarias y de la Constitución". Sevilla señala una " deficiencia" en el funcionamiento del Consejo Territorial al haber introducido en la Comisión Ejecutiva Federal a dos representantes territoriales, el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y el primer secretario del PSC, José Montilla. "Su presencia en la Ejecutiva Federal puede debilitar al Consejo Territorial", señala el ministro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de julio de 2004