Dos exposiciones relacionan el arte y la tauromaquia en Pamplona

La visión actual de los toros llega hasta el vídeo y las instalaciones

El arte y la tauromaquia son la columna vertebral de dos exposiciones que se exhibirán en sendas salas de Pamplona este verano. La cita del poeta valenciano Francisco Brines - "El toreo, o es arte o no es nada"- ha dado título a la muestra Arte o nada, toreo, con la visión de 25 artistas españoles, desde Picasso a Guinovart. Sol y sombras, tauromaquias contemporáneas amplía la relación al cine, el vídeo y las instalaciones de los últimos 30 años.

Arte o nada, toreo, organizada por Caja Navarra, incluye 31 miradas pictóricas de 25 artistas españoles sobre la controvertida fiesta de los toros. La exposicón incide en un referente clasicista, plasmado en el arte de autores de finales del siglo XIX y de la primera mitad del siglo XX como Vázquez Díaz, Sánchez Cayuela, Iturrino, Gustavo de Maeztu, Basiano, Benlliure, Cossio, Uranga, Picasso, Madrazo o Guinovart. La muestra estará abierta al público hasta el 25 de julio en la sala pamplonesa.

A ella se suman las 26 piezas de la exposición Sol y sombras, tauromaquias contemporáneas que, organizada por el Ayuntamiento pamplonés, expone en la sala Conde de Rodezno cuadros, esculturas, fotografías, cine, instalaciones, serigrafías y dibujos sobre el toreo realizados en los últimos treinta años por artistas como Soledad Sevilla, Barceló, Arroyo, Frangela, Muntadas, Cobo, Leiro o Nagel, entre otros.

La llegada de las fiestas de San Fermín es siempre una excelente excusa para mostrar al público la relación que siempre ha acompañado al mundo de los toros con las disciplinas artísticas.El título de la muestra del Ayuntamiento pamplonés, explican sus comisarios, Mariano Navarro y Teresa Zaragoza, "apunta a una doble interpretación antagonista de su universo simbólico, aquella que ofrece o busca sus elementos luminosos o solares (heroicidad, plástica, duende) y aquella otra que se sirve de los ingredientes de la fiesta y el rito como instrumentos adecuados para la crítica social y civil, cuando no de las costumbres, una manera de revelar las sombras de nuestra sociedad y de nuestra cultura".

Los artistas representados en la exposición son Juan Antonio Aguirre, Eduardo Arroyo (Homenaje de E.A. a C.P., 1990), Miquel Barceló (El tercero, 1990; Sin título, 1987), Luis Claramunt, Cristian Domecq, Carlos Franco, Luis Frangella, José María Larrondo, Francisco Leiro (Peón, 2002), Herminio Molero, Andrés Nagel, Soledad Sevilla (La tarde inolvidable, 1990), y Fernando Sancho Avellán.

También se exhiben obras de Luis Eduardo Aute (la videoproyección Francisco de Goya. Haberlas..., hayla), Luis Baylón (Las Ventas), Ricardo Cadenas, Sophie Calle, (Torero, libro de plomo, fotografía y serigrafías), Chema Cobo (El sacrificio; Shores and borders, 1984), Costus, Ciuco Gutiérrez, Xabier Morrás, Antoni Muntadas (Pamplona, Grazalema, 1978-81, videoinstalación y libro), Vik Muniz, Manolo Quejido, Víctor Barrios, y Wolf Vostell.

La exposición podrá verse en Pamplona hasta el 5 de septiembre. Ironía, desencanto, crítica, interrogantes o fascinación atávica se entremezclan en las múltiples disciplinas artísticas generadas por el mundo de los toros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS