Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Eurocopa 2004 | Portugal-Grecia, una final inesperada

Rui Costa dice adiós

Andaba despistado Scolari, metido como estaba en lanzar sus mensajes "al pueblo portugués", presionar al árbitro y utilizar a la prensa para difundir sus ideas cuando un periodista le informó en plena conferencia de prensa que Rui Costa acababa de anunciar su adiós de la selección portuguesa. Antes de que el seleccionador se presentase ante los medios de comunicación, Rui Costa, de 32 años, había dicho que el partido de hoy, la final contra Grecia, será su último partido bajo la cruz del escudo de Portugal. "Espero terminar mi carrera internacional con placer y honor", dijo el media punta del Milan, "y no pido ser titular. Me siento contento si consigo entrar en la segunda parte, como lo he hecho últimamente".

"Sí, la final será mi último partido internacional si el seleccionador decide dejarme jugar", explicó Rui Costa. "Es el mejor momento y es una decisión madurada. Pero no quiero despedirme aquí. Haré mi despedida después del partido más importante de mi carrera. Será muy emocionante porque será un momento histórico para Portugal; no sólo para el fútbol, sino para todo el país".

Al enterarse de la noticia, Scolari levantó las cejas. "Para mí es una sorpresa", dijo. "No he conversado con los jugadores sobre su continuidad y sobre su participación en el futuro. Tengo que conversar con Rui acerca de su decisión y acerca de si es el momento correcto para anunciarla. Siempre dije que Rui tienen una gran personalidad y sabe lo que es bueno para él. Pero no conozco la situación y primero tengo que tomar conocimiento y conversar con él. Yo ahora estoy preocupado por el partido de mañana" [por hoy].

Scolari se mostró un tanto molesto con el alboroto producido por Rui Costa. De algún modo, el célebre media punta que ganó el Mundial sub-20 de 1991 le había robado un poco de protagonismo. "Ha pasado todo muy rápido desde 1991", dijo el jugador; "yo luché por muchas cosas y lo hice con mucha ambición. Una de mis ambiciones fue que Portugal ganase algo. Éste será un buen final para mi carrera".

Incluso hablando de fútbol, fue mucho más claro que Scolari: "Grecia juega poco con la pelota y mucho con los hombres; contra nosotros volverán al sistema de 4-4-2, con dos centrales, porque nosotros jugamos con un solo punta. Pero no tenemos que renunciar a nuestro juego".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de julio de 2004