Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera jornada de la Operación Salida acaba sin grandes retenciones

Un fallecido en el único accidente mortal ocurrido desde las 15.00

El comienzo de la Operación Salida del verano, que comenzó a las tres de la tarde de ayer, no produjo retenciones muy diferentes a las de cualquier otro viernes, según informó la Dirección General de Tráfico (DGT). La primera fase de la operación -son cuatro en total- concluye mañana a medianoche. Al cierre de esta edición, se había registrado un único accidente mortal, en el que falleció una persona.

Un joven falleció, y otra persona resultó herida grave, al verse implicadas en un choque frontal ocurrido en la localidad valenciana de Utiel, según informaron a Efe fuentes del Centro de Gestión de Tráfico.

Un accidente en el kilómetro 117 de la A-1 (Madrid-Irún), que provocó un herido grave y el desvío del tráfico a la antigua N-1 durante más de una hora, y el vuelco de un camión en la autovía de Andalucía, a la altura de Getafe (Madrid), que ocasionó el corte de dos carriles durante varias horas, fueron los problemas más relevantes del primera día de la Operación Salida. Las mayores retenciones se produjeron a la salida de las grandes ciudades en dirección a la costa.

En el dispositivo montado por Tráfico para el fin de semana, durante el que se prevén unos siete millones de desplazamientos, trabajarán todos los efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y otros 400 funcionarios apoyados por 18 helicópteros. Una de las medidas adoptadas por la DGT es la habilitación de más de 500 kilómetros de carriles adicionales. Tráfico aconseja evitar los viajes a las que considera "horas desfavorables", cuando más atascos hay: de ocho de la mañana a tres de la tarde del sábado, y el domingo, de seis de la tarde hasta medianoche.

Tanto la DGT como las asociaciones de conductores han lanzado numerosas indicaciones a los automovilistas con el fin de rebajar la cifra de 941 personas muertas el año pasado entre julio y agosto. Aparte de las habituales -revisión del coche previa al viaje y parada cada dos horas para descansar- los conductores se enfrentarán este año a altas temperaturas, similares a las de los últimos días, ya que no habrá cambios durante el fin de semana. Llevar ropa cómoda y holgada, beber abundante agua y utilizar gafas de sol son algunas de las recomendaciones que hace Nuria Martínez, experta en seguridad vial del Comisariado Europeo del Automóvil, que aconseja, además, realizar los desplazamientos largos durante las primeras horas de la mañana o últimas de la tarde para evitar la excesiva radiación solar.

El despliegue de Tráfico se completa con otras tres operaciones especiales, que montará durante los días 1, 15 y 31 de agosto. Hasta el 26 de septiembre, cuando la DGT dé por terminado el verano, Tráfico espera 75 millones de desplazamientos. La DGT también duplicará durante julio y agosto los controles de alcoholemia y velocidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de julio de 2004