Reportaje:MOTOCICLISMO | Gran Premio de Holanda

Los reyes de 'La Catedral'

Sete Gibernau se inclina de nuevo en la última vuelta en otro apasionante duelo con Valentino Rossi

Las campanas de la catedral volvieron a resonar, pero en lo más alto del altar no había esta vez más que un español, Jorge Lorenzo, en la menor de las cilindradas. Seguramente fue injusto. Los pilotos españoles volvieron a ser los grandes animadores de las tres carreras que se disputaron en el circuito holandés de Assen. Y sin embargo, los laureles se los llevaron esta vez el sempiterno Valentino Rossi y un argentino, Sebastián Porto, que contabilizó su segundo triunfo en el cuarto de litro y se muestra como el más rápido cuando su Aprilia le funciona.

Sete Gibernau sufrió un nuevo revés, uno de los que duelen, porque mantuvo el liderato en MotoGP de la primera a la última vuelta y fue superado por el piloto italiano a pocas curvas para la conclusión, en una maniobra muy criticada después por el barcelonés. Dani Pedrosa tuvo una pésima salida en 250cc -20º- y realizó una rápida remontada hasta la segunda posición, adelantando incluso a un recuperado Toni Elías, que regresó al eslabón más bajo del podio por tercera vez esta temporada.

Pedrosa y Elías suben al podio en la prueba de 250cc, pero el argentino Porto se lleva el triunfo

Más información

Sólo una curva le costó al nieto de Paco Bultó coger el liderato de la carrera reina del campeonato del mundo. Carlos Checa había salido el primero, pero estaba claro que el piloto de Sant Fruitós no iba a participar en el gran duelo que está marcando cada carrera de la categoría MotoGP.

En esa cita no entra nadie más que Sete Gibernau y Valentino Rossi. En cada carrera, sólamente ellos dos se encaraman en una batalla campal, que suele dilucidarse en las últimas curvas antes de la bandera a cuadros.

Eso fue lo que ocurrió ya en el circuito italiano de Mugello y lo que se repitió en la pista de Montmeló. Ningún otro piloto parece capaz de intermediar: ni el gran Max Biaggi, con mil problemas a cuestas y superado ayer por Marco Melandri, ni mucho menos los dos pilotos oficiales de Honda -Hayden y Barros-, que parecen haber tirado ya definitivamente la toalla.

Es una cuestión entre dos pilotos y entre dos marcas. Pero el desenlace que se ha repetido en las tres últimas citas de grandes premios está creando una mueca de preocupación en el piloto español: tres grandes carreras, pero tres derrotas ante Rossi.

Esta vez el piloto italiano adelantó a Gibernau tras varios intentos en una curva de izquierda en la que las motos se rozaron. Sete no se rindió y se abrió para buscar un adelantamiento por el interior en la siguiente curva hacia la derecha. Pero Valentino estaba ahí, cerrándole la trayectoria y casi parado para poder controlar su moto.

Se tocaron y el guardabarro delantero de la Honda salió maltrecho. "Hubiera dicho que fue una maniobra muy guarra, si Rossi no me hubiera explicado luego que se le fue la rueda delantera y que hizo una frenada muy larga. Yo no lo entendía. Pero lo cierto es que ahí acabó para mí la carrera".

Sete volvió a quejarse de chattering -especie de rebote de la rueda trasera que produce una pérdida de tracción- y, de alguna forma, pidió otra vez que Honda se aplique en resolver sus problemas y le ofrezca de una vez el mismo material que tiene su equipo oficial. Es la mejor baza de Honda para frenar la escalada de las Yamaha y especialmente la de Rossi. "Están confundidos", había comentado el italiano sobre su ex equipo. "Claro que les falta algo, les falta Valentino: es fundamental tener un piloto que pueda decir lo que funciona y lo que no va".

Parece claro que la marca de los tres diapasones ha alcanzado y superado a las Honda. Y también está claro que Gibernau debe rendir al 200% para aguantar el tipo ante el empuje de Rossi y de su Yamaha.

Rossi, tras superar a Sete Gibernau en la última vuelta de la prueba MotoGP.
Rossi, tras superar a Sete Gibernau en la última vuelta de la prueba MotoGP.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 26 de junio de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50