Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ponencia paritaria de la Acadèmia propondrá el nombre de la lengua

'Blaveros' y 'unitaristas' cuentan con dos representantes cada uno

La Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) aprobó ayer la elaboración de una ponencia que propondrá el nombre de la lengua autóctona y su pertenencia a un sistema lingüístico. La ponencia estará integrada por Rafael Alemany y Manel Pérez Saldanya, por parte del sector que defiende el rigor de la unidad lingüística, y Ramón Ferrer y Àngel Calpe, por el sector más proclive al secesionismo o blaverismo.

El pleno de la Acadèmia aprobó por mayoría absoluta (17 votos a favor, una abstención y uno en contra) la creación de una ponencia "destinada a la elaboración de un documento sobre onomástica de la lengua 'desde el respeto a la legalidad estatutaria', según la redacción final acordada por los miembros del ente normativo", apunta la nota institucional del organismo.

Es decir, que se parte de la base de que la denominación extendida y habitual de la lengua es la de valenciano, pero fuera de los territorios estrictamente autonómicos se ha de incluir dicha lengua dentro de un sistema lingüístico compartido, como así se apunta en la propia ley de creación de la AVL.

El problema, como viene siendo habitual, es encontrar la manera de sortear el nombre de catalán a secas, para no herir susceptibilidades. De modo que la posible denominación valenciano-catalán vuelve a salir a la palestra en el registro más filológico y universitario, mientras que la de valenciano correspondería el registro más popular.

En cualquier caso, la ponencia no ha hecho más que constituirse. Su estudio, análisis y propuesta deberán someterse a la votación del pleno de la Acadèmia. La ponencia tendrá absoluta libertad de actuación, aunque tendrá presente, según insiste la nota oficial de la Acadèmia, "el término valenciano, tal y como recoge el Estatuto de Autonomía, es el término legal y estatutario".

Pérez Saldanya y Alemany son profesores de Filologia en Valencia y Alicante, respectivamente, además de miembros del Institut Interuniversitari de Filologia Valenciana. Calpe es médico y pertenece a la secesionista Real Academia de Cultura Valenciana (RACV). De hecho ha participado en la redacción de un reciente diccionario por parte de esta institución. Ferrer, considerado una persona moderada dentro del secesionismo, es profesor de Historia en la Universitat de Valencia y también es miembro de la RACV. La designación de los cuatro también contó con el respaldo mayoritario.

Un académico del sector universitario comentaba ayer que él tenía muy clara la correcta denominación genérica de catalán, al tiempo que se planteaba ser posibilista al aceptar discutir "sobre una cuestión que está envenenada" en la sociedad valenciana y que la Acadèmia puede contribuir a quitarle hierro. Un libro del siglo XV ya recogía la distinta denominación del valenciano.

Otro académico incidió en que en el pleno de ayer, que duró más de cuatro horas, no hubo discusión sobre la denominación, sino sobre la conveniencia de crear la ponencia. Una tercera académica decía confiar en el rigor final de la ponencia, que no se ha marcado aún plazos.

Por demagoga

Martí Domínguez, el hijo del periodista y escritor Martí Domínguez (1908-1984), comunicó esta semana a la Acadèmia que su familia se desvincula de los actos del Día de les Lletres Valencianes el 20 de noviembre dedicados al autor de Els nostres menjars y ex director de Las Provincias. "El desencadenante han sido las declaraciones de la presidenta [de la AVL, Ascensión Figueres] que fomentan las discordia civil y que son pura demagogia", señaló ayer Domínguez. Se refería a las manifestaciones en las que la ex diputada del PP afirmaba el 18 de junio -"a título particular"- lo siguiente: "El mismo día nos han negado el agua y el nombre de la lengua", en alusión a que la Biblioteca Nacional había decidido usar en su web las cuatros lenguas del Estado, sin mención expresa al valenciano, y al decreto que derogaba el trasvase del Ebro. La AVL anuló ayer los actos previstos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de junio de 2004

Más información