Santa Bárbara Sistemas presenta los primeros tanques Leopard

El montaje de los carros blindados garantiza carga de trabajo a la planta sevillana hasta 2008

La factoría de Santa Bárbara Sistemas en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) se vistió ayer de largo para presentar los primeros Leopard 2E, los tanques de patente alemana con los que el Ejército de Tierra renovará sus unidades de carros de combate. La factoría de Santa Bárbara Sistemas, empresa englobada en el grupo norteamericano General Dynamics desde su privatización en 2001, se encargará del montaje de 230 Leopard, un contrato que garantiza a la fábrica sevillana actividad hasta 2008 y a la empresa la obtención este año de beneficios por primera vez desde su privatización.

El contrato de los Leopard 2E , valorado en 1.939 millones de euros, es el más importante de los que ha adjudicado en los últimos años el Ejército de Tierra, una circunstancia que se reflejó en el alto rango de los invitados a la ceremonia oficial. El acto estuvo presidido por el Rey Juan Carlos, al que acompañaron el máximo mando de la OTAN en Europa, el general James L. Jones, el ministerio de Defensa, José Bono, y el presidente de la Junta, Manuel Chaves, además de toda la cúpula militar española, el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez, el delegado del Gobierno en Andalucía, José Antonio Viera y el consejero de Innovación, Francisco Vallejo.

También asistieron al acto los presidentes de las dos principales compañías implicadas en el contrato: Nicholas D. Chabraja, máximo responsable de la norteamericana General Dynamics y Manfred Bode, de la alemana KMW. El contrato nació en 1995, cuando los ministerios de Defensa de Alemania y España acordaron la colaboración de sus industrias militares para fabricar la nueva generación de Leopard, un carro de combate diseñado por KMW. En 1998, el Gobierno español designó principal contratista a Santa Bárbara, entonces empresa estatal.

Sin embargo, tres años después el Gobierno privatizó Santa Bárbara y se la adjudicó a General Dynamics, principal competidora de KMW. Esta situación retrasó el desarrollo del contrato hasta que ambas compañías llegaron a un acuerdo para proteger la tecnología alemana.

El contrato prevé la construcción de 219 carros de combate, 16 de recuperación y cuatro vehículos-escuela. Desde diciembre, el Ejército de Tierra dispone ya de los carros-escuela y de tres de recuperación. También prueba en la factoría hispalense tres tanques de combate, que ayer formaron parte del acto de presentación. Todas estas unidades han sido ensambladas en la fábrica alemana de KMW, pero la factoría sevillana, donde se realizan todas las pruebas pertinentes antes de la entrega, ya tiene en línea de montaje seis unidades.

Santa Bárbara Sistemas ha invertido 35,3 millones, fundamentalmente en sus factorías de Trubia (Asturias), donde se construirán varias piezas, y de Alcalá de Guadaíra, donde está previsto el montaje de todas las unidades que restan hasta completar las 239 antes de 2008.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El contrato de los Leopard 2E garantiza carga de trabajo para los 230 empleados de la factoría hispalense hasta esa fecha, aunque General Dynamics también ha logrado otro contrato para la fabricación de 212 vehículos blindados Pizarro (de tecnología norteamericana), que también se ensamblará en la factoría sevillana. Con estos encargos, Santa Bárbara Sistemas, que perdió 3,5 millones de euros en 2003, aspira a lograr beneficios este año.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS