Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones Europeas

Coalición Canaria retrasa al fin de semana el análisis de su derrota

La federación socialista se felicita por su nuevo crecimiento electoral en las islas

Los nacionalistas de Coalición Canaria (CC) retrasarán hasta el próximo fin de semana el análisis del varapalo electoral en el que han perdido el escaño que durante siete años ha ocupado Isidoro Sánchez. La primera reflexión del presidente de la formación, Paulino Rivero, acabada la jornada electoral, indicaba algunas pistas que justifican un retroceso de casi nueve puntos en apenas tres meses, y de casi 18 puntos respecto a las europeas de 1999.

"El error de CC ha sido desligarse de sus aliados naturales por su acercamiento al PP"

Entonces, CC fue la primera fuerza más votada en las islas, con un 33,78%. En las generales del pasado mes de marzo, CC pasó a ser la tercera fuerza con el 24,33% de los votos. Y este domingo, volvió a repetir como tercera fuerza, pero sólo con el 15,79% de respaldo. Lo primero que hizo Rivero fue remontarse diez años atrás, a las europeas de junio de 1994, para encontrar una ocasión en que estos comicios fueran convocados en solitario, sin adscribirse a unas generales, autonómicas o municipales. Aun así, en aquella ocasión, CC también fue la tercera fuerza, pero con el 18,85% de los votos, tres puntos más que el pasado domingo.

El líder nacionalista acusó a PSOE y PP de "desvirtuar" el espíritu de estas elecciones, en favor de una "segunda vuelta" del 14-M. A ésto añadió otros factores que han terminado por sentenciar a su formación en esta convocatoria: reducción de 64 a 54 escaños para España, desvertebración de la sociedad de las islas, su histórica poca participación, escasa información institucional y sentimiento de lejanía respecto al proyecto europeo. Otras fuentes nacionalistas recordaban ayer que sólo el PNV ha obtenido un porcentaje mayor que los canarios (35,31%), cuyo respaldo (15,79%) "cayó tanto" como el de CiU (17,42%), BNG (12,81%), Esquerra (11,82%) y otros, todos ellos "víctimas" de la bipolarización entre socialistas y populares. "Donde de verdad CC se la juega es en las autonómicas y municipales de 2007", agregaron las fuentes. El ex presidente y diputado en el Congreso, Román Rodríguez, sí llamó a una "seria reflexión" entre los dirigentes de su formación, para "profundizar en nuestra autonomía" respecto a las dos fuerzas estatales.

"El gran error de Coalición Canaria ha sido desligarse de sus aliados naturales del PNV, como consecuencia de su acercamiento al PP en los últimos años", interpreta Pedro Lasso, profesor del Instituto Canario de Administraciones Públicas, hace años alto cargo socialista y ahora veterano analista electoral. La Declaración de Barcelona de 1998, que no suscribieron los canarios, aparece en el horizonte como el comienzo de esta ruptura con los nacionalismos históricos, una factura que ahora han comenzado a pagar, según Lasso.

El secretario general de los socialistas canarios, Juan Carlos Alemán, dio una versión más convincente sobre el escaso respaldo obtenido por los nacionalistas, incluso en sus feudos históricos de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna o La Palma. "Este proyecto de multipartido" (Coalición Canaria agrupa a media docena de fuerzas insulares canarias) "marcha hacia la extinción total en Gran Canaria", donde apenas obtuvo un respaldo del 10% "mientras en la provincia de Santa Cruz de Tenerife la derecha que lo apoya en las autonómicas y municipales ahora se ha decantado hacia el PP, como en las generales". Alemán insistió en el "batacazo electoral brutal" de los nacionalistas y se felicitó de que, por segunda vez consecutiva en menos de tres meses, la Federación Socialista Canaria fuera "la que más haya crecido en porcentaje en toda España", aglutinando "todo el voto de centro y centro izquierda de las islas, fruto", añadió, "de una campaña constante en todos los núcleos que superan los 50.000 habitantes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 2004