Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:PARA NIÑOS

Como reyes en Biarritz

Cinco actividades muy familiares

A un paso de la frontera, fue el lugar donde, en 1957, se estrenó el surf en Europa. Sus olas siguen siendo el gran atractivo, pero hay más diversiones: el museo marino, el faro y el Museo del Chocolate.

De su pasado medieval como pequeño pueblo pesquero, Biarritz, al suroeste de Francia, conserva en su escudo una imagen de sus habitantes originarios, los temerarios cazadores de ballenas. No fue hasta mediados del siglo XIX cuando este pueblo alcanzó su mayor esplendor al convertirse en lugar de veraneo de Napoleón III y su mujer, la emperatriz Eugenia. Lejos del lujo de esa época, Biarritz es hoy un lugar de veraneo mucho más popular, donde algunos grandes hoteles de lujo han sido reciclados como apartamentos turísticos. Cuando sale el sol, jóvenes padres de familia con sus pequeños toman la playa. Y es que en Biarritz no hay tiempo para el aburrimiento. Sus escuelas de surf, buceo y natación, tanto para pequeños como para mayores, sus museos y atracciones, permiten disfrutar de unas vacaciones en familia al ritmo que marque la marea.

Museo del Mar

Explanada de Rocher de la Vierge. Teléfono 00 33 5 59 22 75 40. Web: www.museedelamer.com. Abre todos los días, en junio y septiembre, de 9.30 a 19.00, y en julio y agosto, de 9.30 a medianoche. Entrada: adultos, 7,20 euros, niños, 4,60.

Ubicado en lo alto del acantilado Roca de la Virgen, en plena costa y a escasos metros de la rompiente de las olas. Una gigantesca ave marina -de más de dos metros de una punta a otra de sus alas- recibe colgada del techo a los visitantes. No es el único gigante del museo: un calamar de siete metros y más de cien kilos se expone en una de las salas. Además, se pueden ver desde espectáculos de focas y delfines hasta tiburones en un acuario, todo tipo de peces multicolores y galerías dedicadas a los cetáceos y a las aves marinas. Se puede asistir a charlas acerca de las técnicas de pesca locales, en un recorrido explicativo que arranca en las artes milenarias y echa el ancla en las actuales.

Museo del Chocolate

Avenida de la Beau Rivage, 14. Teléfono 00 33 559 41 54 64. Abierto todos los días; en julio y agosto, de 10.00 a 12.00 y de 14.30 a 19.00. Entrada: seis euros; niños hasta 12 años, 3,50 euros.

Una visita deliciosa, para niños y mayores, en la que se ofrecen degustaciones de chocolate artesano recién hecho, que sabe a gloria. Los golosos se pueden derretir durante el recorrido turístico, en el que se aprende detalles de la historia y evolución del chocolate, fabricado en Biarritz desde el siglo XVI. El museo expone los útiles que se empleaban en su elaboración hace cinco siglos, así como antiguos carteles publicitarios, moldes de cocina... El recorrido termina en la boutique del chocolate.

Escuela de surf

- Biarritz Surf Training. Impasse Hélène Boucher, 4. Teléfono 00 33 5 59 23 15 31. Web: www.surftraining.com.

- Jeff Hakman Surf School. Gran Playa Casino Municipal. Teléfono 00 33 5 59 22 03 12. Web: www.quikshop.biarritz-boarders.com.

- Ocean Surf Report (www.surf-report.com; 00 33 892 68 13 60). Para partes meteorológicos e información sobre la mejor hora para surfear y los horarios de la marea.

Biarritz fue la primera ciudad europea en la que se practicó el surf. En 1957, Peter Viertel, el guionista estadounidense que trabajó con John Huston, cogió aquí la primera ola con una larga tabla californiana. La gente se quedó maravillada y así nació la afición local al surf, con mucho arraigo ahora en esta costa. Las olas de Biarritz, siempre supervisadas por los monitores, son un lugar ideal para aprender a surfear. Embutidos en pequeños trajes de neopreno, los niños aprenden con seguridad a convertirse en grandes surfistas.

Pequeño tren de Biarritz

Avenida del Jardin Public, 15. Teléfono 00 33 607 97 16 35 y 00 33 5 59 03 44 03. Trayecto individual: duración de 25 minutos. Precio: adultos, cinco euros. Niños (de 3 a 13 años), 3,50.

Después de una jornada de playa, una ruta turística sin cansarse: el Pequeño Tren de Biarritz es lo ideal. Sale cada media hora (a partir de las 10.00) desde la playa Grande y llega hasta la Costa de los Vascos, previo paso por el puerto de los Pescadores y el centro de la ciudad, con comentarios explicativos.

El faro de Biarritz

Avenida de la Emperatriz. Información en la oficina de turismo de Biarritz: Square d'Ixelles, 1.

Teléfono 00 33 5 59 22 37 10. Abierto en julio y agosto, de 10.00 a 12.00 y de 15.00 a 19.00 todos los días, excepto los lunes.

Dado su importancia en la navegación marítima en el Cantábrico, el faro de Biarritz es una atracción en sí mismo. Erigido en 1834, tiene 73 metros de alto y 248 peldaños llevan hasta la cabina donde se sitúa el gran foco. Domina el cabo Hainsart, que recibe ese nombre porque antes estaba rodeado por un bosque de robles. El cabo delimita el fin de la rocosa costa vasco-francesa y el inicio del arenoso litoral de las Landas.

DATOS PRÁCTICOS

Información

- Oficina de turismo de Biarritz (00 33 559 22 37 10).

- www.biarritz.fr.

- www.franceguide.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de junio de 2004

Más información