Renfe deberá indemnizar a la familia de un joven arrollado por un tren

La Audiencia Nacional ha condenado a Renfe a indemnizar con 108.577,76 euros a los padres de Ernesto S. D., un joven de 28 años que murió en febrero de 2002 arrollado por un tren mientras paseaba a su perro cerca de la vía en Miami Platja (Baix Camp). La sentencia señala que Renfe tiene la obligación de vallar la vía en sus tramos interurbanos y contradice resoluciones de instancias inferiores que eximieron a la compañía del pago de una multa con el argumento de que las proximidades de la vía del tren son un "lugar inapropiado para el tránsito de personas".

La muerte del joven se produjo cuando éste se disponía a rescatar a su perro, que se había adentrado en la vía. Al ver acercarse el tren, el fallecido intentó salvar al perro sin llegar a entrar en la plataforma ferroviaria, pero el efecto de succión del tren lo lanzó sobre las vías y fue arrollado por la máquina, según la policía de Mont-roig del Camp.

El texto de la Audiencia Nacional carga toda la responsabilidad contra Renfe y señala que el joven no tenía por qué conocer el mencionado efecto físico de succión. Además, la sentencia recuerda que "ni el perro debía haber entrado en la caja de la vía ni la víctima debía poder aproximarse al ámbito de succión".

A su paso por Tarragona, la vía del tren que une Valencia con Barcelona por la costa discurre por numerosos núcleos habitados: L'Hospitalet de l'Infant, Miami Platja, Cambrils, Salou y la propia Tarragona, entre otros. A lo largo del trayecto es difícil encontrar una zona vallada cuando el tren circula por estas localidades, una crítica que también recoge la Audiencia Nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de junio de 2004.

Lo más visto en...

Top 50