Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Valdano abandona el Madrid

El director deportivo deja el club "para que el presidente tenga libertad a la hora de tomar decisiones"

"Lo más higiénico en este momento es que el presidente, que pronto entrará en un segundo ciclo, tenga libertad para tomar sus decisiones. Es un buen momento para dar un paso al costado. Necesito tomar distancia respecto a todo lo vivido estos años". Por ello, Jorge Valdano anunció ayer que deja su cargo de director general deportivo del Real Madrid, equipo con el que tiene contrato hasta el próximo mes de septiembre. También ha decidido la fecha oficial de su retirada: el próximo 11 de junio, día de la asamblea extraordinaria que convocará las elecciones presidenciales para el 11 de julio. Valdano cerrará su despacho por voluntad propia y tras haber reflexionado mucho sobre la mejor manera de hacerlo. Se irá pocos días después de que el presidente anunciara un nuevo rumbo con la salida de Carlos Queiroz del banquillo y la llegada de José Antonio Camacho y a los cuatro años de asumir el cargo -el 5 de septiembre de 2000-. "Han sido cuatro años apasionantes", valoró Valdano a este diario, y agregó: "En medio de un proceso de transformación del club, supimos conseguir éxitos deportivos, sociales y económicos hasta colocar al Madrid en una posición de liderazgo mundial".

Tras este ciclo y coincidiendo con el cambio de modelo marcado por la directiva, Valdano dejará el club en un día simbólico, coincidiendo con la dimisión de Florentino Pérez para pasar a ser candidato. Pérez intentará recuperar la presidencia, pero Valdano no volverá. Ésa es su intención. "Yo llegué con el presidente y me parece natural irme con él. Es lo más ordenado, responsable y honesto", dijo ayer el ex técnico y ex jugador del Madrid, que calificó así a Pérez: "Es un presidente admirable. En términos históricos, su papel será comparable al de Santiago Bernabéu. Con él y con el Madrid tengo una enorme deuda de aprendizaje tanto en el plano profesional como en el personal".

Valdano quiso dejar claro que su salida de la entidad no está vinculada a la llegada de Camacho, con el que mantiene "una excelente relación y un compromiso afectivo". El ejecutivo tenía pensado hace días abandonar el club, pero, en su opinión, "era un imperativo acompañar a Camacho en su aterrizaje en un club distinto al que él conoció".

Respecto a su papel en la caída del equipo en los últimos meses, Valdano se atribuyó "la misma responsabilidad" que en la totalidad del proyecto que ha desarrollado junto a Florentino Pérez. Sobre Queiroz, el técnico destituido el pasado lunes por la junta directiva, Valdano asumió sin tapujos su responsabilidad a la hora de elegir al portugués tras la salida de Vicente del Bosque. No obstante, matizó: "Estoy lejos de creer que Queiroz haya sido el único responsable de lo ocurrido esta temporada". Al ser consultado respecto a sobre quién más debe recaer lo sucedido, el hispano-argentino prefirió aplazar cualquier análisis.

Mientras Emilio Butragueño se perfila como uno de los posibles sucesores de Valdano, Florentino Pérez tiene pensado ofrecer en los próximos días a Del Bosque su regreso al club como responsable de las categorías inferiores. Sin embargo, el técnico salmantino reafirmó ayer en Radio Marca su voluntad de sentarse en un banquillo: "Tengo necesidad de entrenar y aprovecharé cualquier oportunidad, aunque venga de fuera de España". "Para volver al Madrid necesitaría sentirme útil", añadió Del Bosque, que rechazó sentirse un reclamo electoral: "Soy del Madrid, no de ningún presidente".

Valdano (Las Parejas, Argentina, 1955) llegó al club para suceder a Pirri, el director general deportivo de la última etapa de Lorenzo Sanz. El ex entrenador y ex jugador madridista se reincorporó al club para gestionar las secciones de fútbol y baloncesto, promover la cantera, resolver las bajas y sugerir los fichajes para que Florentino Pérez tomara la última decisión.

Con Valdano en la dirección general, el Madrid ha fichado a algunos de los mejores jugadores del mundo, caso de Zidane, Ronaldo, Beckham y Samuel -Flavio, Makelele y Figo llegaron antes de que asumiera el cargo-. En el apartado de bajas abrió las puertas a Hierro, Karanka, Iván Campo, Celades, Munitis, Savio, McManaman, Geremi, Rivera, Tote y Sanchis.

La cantera, en los últimos cuatro años, fue prolífica en futbolistas de acompañamiento, pero sin posibilidad de disputar el puesto a los rutilantes titulares. Muchos subieron al primer equipo: Rubén, Pavón, Borja, Miñambres, Portillo, Mejía, Valdo, Núñez, Juanfran y Jordi.

Valdano tuvo que hacer de nexo de unión entre el vestuario y el club y entre el club y los medios de comunicación. En este sentido, por ejemplo, fue el hombre encargado de dar las malas noticias a los jugadores, como corresponde a la naturaleza de su cargo de director deportivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de mayo de 2004