Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Maxime Rodinson, historiador, lingüista y orientalista

El historiador y sociólogo francés Maxime Rodinson, experto en el mundo árabe y musulmán, falleció el 23 de mayo en Marsella a los 89 años. Lingüista, especialista en una treintena de lenguas y dialectos y escritor prolífico, Maxime Rodinson fue un orientalista de prestigio y un hombre comprometido, sobre todo con la causa palestina.

Nacido en 1915 en París, en el seno de una familia judía modesta de origen ruso-polaco, Rodinson fue un brillante autodidacta que se doctoró en Letras en la Ecole des Langues Orientales y en la Ecole Practique des Hautes Études. En 1937 se casó, entró en el Partido Comunista y se incorporó como becario en el Centre Nationale de la Recherche Scientifique, donde inició sus investigaciones.

Entre 1940 y 1947 vivió en Líbano; durante un año en Saïda como profesor; después en Beirut, como redactor y bibliotecario de la Mission Archéologique Permanente de Francia au Levant. También dio clases en la École Supérieure des Lettres de la capital libanesa.

A su regreso a París en 1948 se incorporó como bibliotecario en la Bibliothèque Nationale. En 1955 fue nombrado director de estudios históricos y filosóficos en la École Practique des Hautes Études.

Entre sus obras, cabe destacar Mahomet (1961), Islam et capitalisme (1966), Marxisme et monde musulman (1972), La fascination de l'islam (1980). También fue autor de obras sobre Israel, Israël et le refus arabe (1968), Peuple juif ou problème juif? (1981). En 1993 publicó dos recopilaciones de artículos, De Pythagore à Lénine y L'islam, politique et croyance, y en 1998, un libro de entrevistas, Entre islam et Occident.

Maxime Rodinson, que abogaba por el acercamiento de las dos orillas del Mediterráneo, por el pluralismo y el diálogo de las culturas, tomó posición en 1968 sobre la cuestión palestina y creó con el orientalista francés Jacques Berque un grupo de investigación y acciones a favor de la causa palestina.

"Así se ganó, en tanto que judío laico y antisionista, todas las críticas; pero nunca modificó su postura", aseguró Gérard Khoury, investigador del Institut d'Études du Monde Arabe et Musulman de Aix-en-Provence. Khoury señaló además que Rodinson, con sus obras rigurosas, científicas y a la vez accesibles, "contribuyó a modificar la interpretación sectaria del islam que lo considera incapaz de incorporarse a la modernidad".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 2004