EUFORIA POR LA COPA DE LA UEFA

Un herido al caer de Mestalla, intoxicaciones y lipotimias

El ruido de los cláxones hasta bien entrada la madrugada; alcohol y adrenalina a raudales durante toda la noche; gritos; vehículos a toda velocidad con eufóricos adolescentes sacando sus cuerpos por las ventanas al grito de "campeones, campeones"... Las celebraciones del miércoles por la noche se saltaron las mínimas normas de convivencia en medio del caos y la benevolencia de las fuerzas policiales, que hicieron la vista gorda frente a la impotencia de los ciudadanos que vivían los festejos con indiferencia.

Un joven de 24 años resultó herido en los festejos posteriores al encuentro al caer al suelo desde el primer piso del estadio de Mestalla. El hecho de precipitarse sobre otros aficionados amortiguó los efectos del accidente. Fue atendido de sus heridas en el Hospital Clínico.

Por otro lado, los bomberos sofocaron siete incendios de contenedores que ardieron en distintos puntos de la ciudad. La policía, por su parte, tuvo que retirar una de las marquesinas de la plaza del Ayuntamiento debido a que se encontraba a punto de derrumbarse, con el riesgo de que los cristales hirieran a algún transeunte.

Un total de 42 personas fueron atendidas por los servicios de la Cruz Roja durante toda la noche. Quemaduras, lipotimias, intoxicaciones etílicas, esguinces y contusiones fueron las principales afecciones. Nueve ambulancias, distribuidas por los principales puntos de concentración de aficionados, participaron en el operativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de mayo de 2004.

Lo más visto en...

Top 50