Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCENARIOS

Faemino, Cansado, María Bayo, Pavlovsky, Martirio y Bebo Valdés llegan al Español

La propuesta es simple y clara. Se trata de pasar unas veladas especiales, desde hoy y hasta el día 22, bajo el nombre de Noches del Español, en las que habrá encuentros, a precios populares (de tres a nueve euros), entre el público y artistas de muy distintos géneros. El humor con Faemino y Cansado; la lírica con la soprano María Bayo; el flamenco con las voces de Miguel Poveda y Martirio; el teatro con el provocador Ángel Pavlovsky, y el jazz con Paloma Berganza y su trío, y el cuarteto del gran Bebo Valdés. Casi todos ellos actúan por primera vez en un teatro público.

Mario Gas está presentando sus credenciales a los espectadores madrileños y lo hace con modos sutiles, pero en los que deja claro que es capaz de plantear simultáneamente una programación populista, exquisiteces para consumidores refinados, o coherentes comuniones entre entre vanguardia, modernidad y tradición.

"Yo programo lo que me gusta y trato de que le guste al público", explicó ayer Gas, quien pretende que se vaya viendo el color hacia el que tiende el Español.

Lo cierto es que la nueva etapa de este coliseo la ha abierto la semana pasada con Carles Santos y la Banda Sinfónica de Madrid. Tras ellos hubo el pasado domingo una lectura memorable e irrepetible que ofreció el gran Patrice Chéreau sobre el texto Memorias del subsuelo, de Dostoievski.

Ahora se trata de una propuesta que propicia el encuentro de los madrileños con artes muy diversas, lo que posibilitará que se acerquen a este teatro nuevos públicos. Las Noches del Español se inician hoy con Están aquí dentro, un espectáculo de Faemino y Cansado en el que este popular dúo ha recogido "éxitos de sus últimos 20 años", que nunca se han visto en el teatro: "Tendrá algo de corderos y verduras, de científicos, ópticos, cachondos mentales, contadores de historias...", dicen estos humoristas a los que le ha sorprendido la invitación de Gas: "Nunca nos habían llamado de un teatro público madrileño, y eso que somos de Carabanchel y Batán..., ha tenido que venir un catalán a ofrecérnoslo".

Mañana, día 19, la noche estará dedica a la lírica con la presencia de la soprano María Bayo que, acompañada por el pianista Fabrice Boulanger, interpretará piezas de Martín y Soler, Mozart, Enrique Granados y Óscar Esplá, además de canciones de Montsalvatge.

La noche del día 20 será para dos grandes del flamenco. Miguel Poveda, que ofrecerá un concierto acompañado por el guitarrista Juan Carlos Romero y dos palmeros, y Martirio, con Esencial, un recital que recorre sus canciones más populares.

Poveda ofrecerá un repertorio a ritmo de martinete, seguidilla, malagueña, cantiñas y fandango, interpretado, como él hace siempre, desde la innovación y el profundo respeto por estos palos.

Martirio se inclina por sus temas clásicos, pero desde otro ángulo: "La idea de hacer este concierto de la voz sola con los dos instrumentos básicos para mi música, la guitarra y el piano, nace de la necesidad de exponer unas canciones que son cantes, de unas letras que son dardos, de unas melodías que rozan el filo de los sentidos", señala la cantante, quien desea que este concierto sea "íntimo, jondo, sincero, fuerte, divertido, casi coloquial, casi cabaret, mucho de espejo, introversión y desnudez".

Oíd mortales, espectáculo que ofrecerá Ángel Pavlovsky el día 21, presenta a un curioso personaje creado por este showman bonaerense, y sus rincones más oscuros, mordaces y divertidos. El día 22 será la noche dedicada al jazz. Por un lado, Paloma Berganza con un trío; por otro, el gran Bebo Valdés con su música y su capacidad para arrastrar al público más exigente a paraísos sonoros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de mayo de 2004