Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tahúres Zurdos repasa su carrera en un concierto en vivo grabado en disco y DVD

Celebrando sus primeros 17 años de vida, los pamploneses Tahúres Zurdos grababan la noche del 5 de diciembre pasado en la sala Novoo de Tudela un disco titulado precisamente así, 17 años, en el que repasaban una larga historia de rock clásico con sabor a calle. Aurora Beltrán, de 39 años, afirma: "Un álbum en directo era lo único que nos faltaba por hacer. Aunque ninguna compañía se mostró dispuesta a grabárnoslo, al final decidimos hacerlo nosotros en cualquier caso. Yo he sido quien se ha encargado de la producción del disco. Pensamos que la ocasión merecía que hiciéramos algo importante, así que hicimos el disco con su correspondiente DVD para que la gente vea qué es lo que pasó ese día".

17 años reúne extraordinarias canciones del grupo, como Nieve negra, Tocaré y Una noche de amor, aunque, como aclara la cantante, "también las hay que son caras B de singles, cosa que nos pareció importante, porque nosotros pensamos que la identidad de un grupo no está sólo en los éxitos o las canciones más conocidas". Los temas de Tahúres, si bien no han contado con el respaldo de ventas millonarias, sí les han dotado de un prestigio que ni el tiempo transcurrido, ni las penurias por las que pasa el rock en España han sido capaces de minar. Afirma Aurora: "No me corta decir que este disco está hecho por orgullo puro y duro. Se dice que cuando un grupo hace un disco en directo es que se agarra a un clavo ardiendo. En nuestro caso no es así porque no lo hicimos por dinero, sino por demostrar a la gente que después de 17 años un grupo funciona y puede sonar así de bien".

Amor a la música

Tahúres Zurdos nacieron en la segunda mitad de los años ochenta teniendo como referentes a Aurora Beltrán en la voz, la guitarra y la composición de las canciones, y a su hermano Manuel Beltrán a la guitarra. Por la zona geográfica en la que nacieron pronto tuvieron que marcar distancia con lo que más se llevaba en el norte de España en aquellos años: el rock radical vasco. Beltrán explica que empezó "tocando en un grupo de chicas que se llamaba Belladona, y sí se nos englobó dentro del rock radical vasco. Pero, aunque es cierto que nosotras teníamos algunos temas que hablaban de la problemática directa de nuestra zona geográfica, para nosotros fue sólo una etiqueta". Fue su "amor a la música" lo que les hizo evolucionar hacia nuevos horizontes musicales: "Con el tiempo se vio que era nuestra salida natural. Además, hubo muchos grupos, como Barricada, que tiraron por los mismos derroteros; le pese a quien le pese, nuestra trayectoria ha sido siempre muy honesta, y creo que muy coherente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 2004