Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno promete reforzar las plantillas policiales en Alicante

La nueva subdelegada pedirá a Interior una comisaría en Torrevieja

La nueva subdelegada del Gobierno en Alicante, Etelvina Andreu, se comprometió ayer a poner en marcha un sistema público de seguridad "eficaz" sobre la base del "reforzamiento y modernización" de los recursos humanos y materiales de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía. La lucha contra la violencia de género, la delincuencia juvenil y la pobreza y exclusión social, serán pilares en su gestión.

Dos grandes matices envolvieron el acto de toma de posesión de la nueva Subdelegada del Gobierno en Alicante: Etelvina Andreu, de 35 años, es la primera mujer que ostenta la máxima representación gubernamental en la historia de Alicante y también la primer cargo socialista con mando en plaza tras más de ocho años de ese partido en el ostracismo político. El PP prefirió ignorar el acto pese al cariz institucional del mismo. Ni el presidente de la Diputación Provincial, José Joaquín Ripoll, ni el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, asistieron una ceremonia con profusión de cargos socialistas.

Pese a su militancia socialista, la nueva responsable del Gobierno en Alicante es más conocida en el ámbito académico que en el político. Licenciada en Física por la Universidad de Valencia, doctora en Medicina por la Universidad de Alicante y miembro del equipo investigador de Bernat Soria en la Universidad Miguel Hernández, Andreu se comprometió a gobernar "para todos y con todos los alicantinos y alicantinas", con independencia de sus ideologías y preferencias políticas, "sin subordinar los intereses generales a los electorales".

Etelvina Andreu aseguró que sustentará su política sobre dos pilares indisociables: impedir las situaciones y factores que propician la comisión de muchos delitos y poner en marcha un "sistema público de seguridad eficaz, sobre la base del reforzamiento y modernización de los recursos humanos y medios materiales de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía. La responsable gubernamental anunció un "despliegue" de los cuerpos de seguridad acorde a la distribución de la población y a la aparición de nuevos fenómenos delictivos. Andreu y el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Antoni Bernabé, anunciaron que pedirán de inmediato al ministro del Interior una comisaría para Torrevieja. Enfatizó su intención de frenar la violencia de género y la delincuencia juvenil, a agilizar los trámites de extranjería y a luchar contra la pobreza y la exclusión social. En su discurso comprometió un "gran esfuerzo" para lograr que Alicante sea "más moderna, próspera, segura y solidaria".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de mayo de 2004