Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón abrirá un centro que dará gratis la 'píldora del día después'

El Consistorio ha previsto repartir 10.000 dosis de este medicamento al año

El Ayuntamiento de Madrid prevé abrir después del verano un Centro Joven en el que las adolescentes y mujeres que lo soliciten, siempre bajo prescripción médica, recibirán gratuitamente la píldora del día después. Este fármaco, que vale 19 euros, impide que una mujer quede embarazada en las 72 horas siguientes a haber mantenido relaciones sexuales sin protección o cuando ésta haya fallado.

El Centro Joven contará con tres médicos, tres enfermeros, un ginecólogo y un psicólogo. Estará equipado para entregar 10.000 píldoras al año y su presupuesto para el primer año superará los 230.000 euros. Actualmente, la píldora es recetada en los 14 centros municipales de salud, pero la usuaria debe pagarla de su bolsillo. Otra alternativa que hasta ahora tienen las adolescentes de la capital es el Centro Joven de Anticoncepción y Sexualidad, situado en la calle de San Vicente Ferrer y dependiente de la Federación de Planificación Familiar de España, una organización no gubernamental que recibe ayudas económicas del Gobierno regional. Este centro, que cuenta con médicos y educadores para atender e informar a las jóvenes que lo solicitan, también receta la píldora, pero no la entrega gratuita.

"No podemos hacerlo, porque no podemos por su elevado coste y porque entendemos que esto deben hacerlo las autoridades sanitarias", explicó ayer Paloma Rivero, coordinadora del centro. "Sólo en algunos casos, cuando vemos que la adolescente o mujer joven no tiene recursos económicos, y cuando coincide que tenemos algunas muestras de la píldora, entonces la hemos dado. Pero sólo en casos especiales", añadió Rivero.

Las urgencias de los hospitales públicos, por su parte, no suelen prescribir la píldora. Aunque sus médicos pueden hacerlo, lo más habitual es que remitan a quienes la solicitan a los centros municipales de salud. Las asociaciones de jóvenes y mujeres han denunciado los problemas que esto supone para las afectadas, ya que los centros municipales están cerrados los fines de semana, precisamente cuando más frecuentes son las necesidades de información y de la píldora entre las adolescentes. El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, explicó ayer que el Ayuntamiento pretende cubrir este vacío. El centro estará abierto los sábados, domingos y festivos, aunque no está fijado su horario.

El Ayuntamiento está buscando un local "lo más céntrico y mejor comunicado posible" para situar el Centro Joven, según el gerente de Salud Pública del municipio, José Manuel Torrecilla. El centro contará con una plantilla de ocho profesionales sanitarios, además de personal administrativo y de apoyo.

La inversión prevista para el alquiler y el acondicionamiento del local es de 30.000 euros. El municipio también destinará unos 200.000 euros al año para adquirir las 10.000 dosis de la píldora. "Ésta es la previsión máxima, porque es el número de mujeres jóvenes y adolescentes que acudieron el año pasado a los centros municipales de salud para solicitar la píldora o pidiendo información después de haber mantenido relaciones sexuales sin protección", explicó Torrecilla.

El equipo de gobierno municipal insiste en que en el Centro Joven "no se repartirá la píldora gratis" de forma indiscriminada. "Será un centro integral para atender las preocupaciones de la gente joven sobre su estado de salud física, psicológica y sexual. Atenderemos a los chicos y chicas que nos pidan ayuda o información sobre cuestiones de salud, que tengan dudas sobre la sexualidad o los métodos anticonceptivos o que sientan que necesitan ayuda emocionalmente", añadió Torrecilla.

La píldora del día después, que está en el mercado desde mayo de 2001, "se debe tomar como algo de urgencia y nunca como un método anticonceptivo", porque su uso repetido "puede producir trastornos de salud serios", insisten desde el Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de mayo de 2004