Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Rosario Torres | Consejera de Cultura | NUEVO GOBIERNO

"Hay que paliar los daños del mercado"

Sevilla
Rosario Torres estrena su cargo como nueva consejera de Cultura con una apuesta por la defensa de las bibliotecas y la lectura frente a los "daños" del mercado. La Administración debe jugar, a su juicio, un papel activo en este ámbito. Torres aterriza en la Consejería tras ser delegada provincial de Cultura en Málaga durante las dos últimas legislaturas. La apertura del Museo Picasso fue, precisamente, uno de los "buques insignia" de la gestión de su antecesora, Carmen Calvo.

Rosario Torres manifiesta su satisfacción por contar en Madrid con la nueva ministra y antecesora en la Consejería de Cultura, Carmen Calvo. Confía en que esto facilite las relaciones con el Ministerio dentro de una labor que buscará el fomento de la lectura y el apoyo a las bibliotecas.

Pregunta. ¿Qué significa ser una mujer en un Gobierno con mayoría femenina?

Respuesta. Significa que el trabajo de muchas mujeres está dando frutos, que aquellas pioneras que lucharon por el voto de la mujer y otras muchas pioneras anónimas que han trabajado de manera absolutamente invisible a lo largo de los años de la dictadura y de los años de la democracia empiezan a ver cómo esa labor silenciosa da frutos. Espero, y estoy casi convencida de que va a ser así, que las decisiones de gobierno importantes para la ciudadanía empiecen a tomarse con esa visión de género que podemos aportar las mujeres, que no tiene por qué ser diferente de la de los hombres, pero que aporta otra nueva concepción de muchos aspectos. Espero que las mujeres de este Gobierno andaluz y las del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero sepamos trasladar sus deseos, sus inquietudes y también sus maneras de ver la vida.

"Hay librerías que se cierran, pero no sabemos si hay también librerías que se abren"

"Si alguna cuota aporto es la malagueña del norte, la malagueña de Antequera"

P. ¿Por qué cree que ha sido elegida para ser consejera?

R. Ha debido ser un cúmulo de circunstancias. En ese momento en que se tomó la decisión yo creo que sólo se han visto las cosas buenas por parte de a quien corresponde esa responsabilidad, que es el presidente de la Junta. Yo creo que son muchas circunstancias cruzadas, tales como la labor que se haya podido realizar no por Rosario Torres, sino por todo el equipo de una delegación que durante ocho años ha trabajado incansablemente en la consecución de muchos objetivos, entre otros y como buque insignia el Museo Picasso. También el presidente tiene conocimiento directo de mí en los temas de organización, en los que he tenido la suerte de colaborar en varias ejecutivas y en distintos momentos. Y eso le habrá dado también una visión. Espero que, junto a esas dos cuestiones, que pueden ser las más importantes, me haya elegido porque confíe en mí como persona con sentido común.

P. ¿Aporta cuota malagueña al Gobierno andaluz?

R. Creo que el presidente, y así lo expresa y yo sé que lo siente, entiende Andalucía como un todo que hay que seguir vertebrando, como una unidad. De cada una de las provincias se aporta y no creo que el criterio territorial sea prioritario en ese sentido. Si alguna cuota territorial aporto, es la malagueña del norte, la malagueña de la centralidad, la malagueña de Antequera. Se trata de Antequera como corazón de Andalucía que mira hacia el norte, el sur, el este y el oeste.

P. Tanto el Partido Popular como Izquierda Unidad han acusado al equipo de la Consejería de Cultura de haberse centrado exclusivamente en el Museo Picasso durante la última legislatura dejando desatendidas otras áreas.

R. Si eso que usted dice es así, que me imagino que tiene fuentes y habrá repasado, yo creo que cometen un error porque a lo largo de los últimos ocho años en las políticas culturales en Málaga no sólo se ha atendido a la creación de ese museo, sino que hemos sido prácticamente la única administración que ha trabajado por el patrimonio cultural. A la vista está la remodelación de la Alcazaba de Málaga, con un presupuesto de más de mil millones de pesetas y a la vista está todo el trabajo de conservación y puesta en valor del Teatro Romano para recuperarlo no sólo como un bien patrimonial, como un Bien de Interés Cultural que es, sino también como un espacio escénico para el futuro. Ahí está la creación como nuevo teatro alternativo en Málaga del Teatro Cánovas, la creación del Centro Andaluz de las Letras... Puedo seguir relatándole porque ha sido un verdadero placer trabajar en todas las cuestiones que han tenido que ver con la cultura en Málaga. Por tanto, esa afirmación es un error o tiene mala fe.

P. Usted es militante del PSOE desde 1983. ¿En el PSOE cuanto más lejos se remonta en el tiempo la militancia de una persona más pata negra se es y más peso específico se tiene en los equipos de gobierno o no?

R. No. Hay militantes históricos de este partido que hacen una militancia absolutamente de base y que se sienten, además, con esa satisfacción como militantes de base. En cada momento todos y cada uno de nosotros y nosotras estamos disponibles para lo que de nosotros se reclame, ya sea abrir la sede del partido, ya sea trabajar con los distintos grupos sectoriales en contacto con los ciudadanos, ya sea para asumir responsabilidades de gobierno en representación de esos otros muchos que se quedan haciendo otras labores.

P. Va a tener a Carmen Calvo en Madrid como ministra de Cultura. ¿Cree que eso va a facilitar su gestión en la Consejería?

R. Se puede tomar como referencia la experiencia anterior, la experiencia de los ocho años. Tengo la confianza absoluta de que nuestra relación, nuestra comunicación, va a ser muy beneficiosa para las políticas en Andalucía. Hemos trabajado de manera satisfactoria y ahora tenemos la suerte de que, gracias a los ciudadanos, a su ejercicio democrático de poner la confianza en un Gobierno socialista, en este Gobierno esté Carmen Calvo. La suerte está echada y es la mejor suerte la que nos depara el futuro.

P. Integrantes de la oposición acusaban a Carmen Calvo de tener una afición desmedida por salir en las fotografías. Incluso, Izquierda Unida señaló que era una "experta en flases". ¿Va a salir usted también muchísimo en las fotografías?

R. No le voy a dar una respuesta inmediata porque antes tengo que poner una lanza en favor de lo que decía al principio. Yo no sé lo que dicen los integrantes de la oposición, pero sí he oído a muchos ciudadanos y ciudadanas sentirse satisfechos y orgullosos de su consejera de Cultura durante mucho tiempo saliera o no en la foto. Yo espero salir en la foto lo que ustedes consideren que es necesario y siempre que eso sirva a los objetivos de la Consejería de Cultura.

P. ¿Va a continuar el Pacto Andaluz por el Libro?

R. Yo le puedo hablar, sobre todo en este asunto, de una manera muy personal. Para mí, una de las grandes posibilidades que me ha dado estar en política y estar en Cultura ha sido trabajar por el fomento de la lectura. Considero que la lectura es el bien que está más al alcance de los ciudadanos y que más tenemos que fomentar. Es el vehículo por el que se puede llegar a cualquier otra forma de la cultura y del conocimiento. Por lo tanto, entre mis prioridades y trabajando por ese objetivo, va a estar toda la labor que tiene que ver con el libro, la lectura y las bibliotecas. Las bibliotecas serán conmigo verdaderas embajadas de la cultura. La remodelación de las bibliotecas va a ser un buque insignia en mi gestión. En muchos pueblos pequeñitos de Andalucía el único referente cultural son las bibliotecas. Las bibliotecas son el motor de la cultura en los pueblos.

P. Con todo y pese a todas las actividades del Pacto Andaluz por el Libro, lo cierto es que en Andalucía están cerrando librerías en un goteo interminable. Recientemente, ha ocurrido con una tan simbólica como la Librería Antonio Machado de Sevilla.

R. El mercado manda mucho. Desde la Administración tenemos que tratar de paliar los daños que hace el mercado. El apoyo a las industrias culturales está perfectamente escrito en nuestro programa electoral y, sin duda alguna, también las librerías están ahí. Tengo verdadero interés en que editores y libreros sean interlocutores válidos para tratar de poner soluciones a este tipo de cuestiones. Y hay un dato que me falta: usted dice que hay librerías que se cierran, pero no sabemos si hay también librerías que se abren.

P. ¿Qué puede aportar la Consejería de Cultura a la candidatura de Córdoba a la capitalidad cultural de Europa en 2016?

R. Hay muchísimos pueblos y ciudades interesantísimos en lo que respecta al patrimonio. Todos ellos deben ser objeto de nuestra atención y a todos ellos debemos convertirlos en referentes para ser un foco de atracción para que vengan personas a Andalucía. Pero, sin duda alguna, de todas esas ciudades, de las ocho capitales, la que ha avanzado más en la consecución de ese objetivo ha sido Córdoba. Y eso hay que reconocérselo. Yo me alegraré mucho si Córdoba obtiene la capitalidad cultural europea porque eso, además, beneficiará a muchas ciudades de Andalucía.

El trabajo del Museo Picasso

La nueva consejera de Cultura, Rosario Torres Ruiz (Antequera, Málaga, 1959), ha ocupado el cargo de delegada provincial de Cultura en Málaga durante las dos últimas legislaturas. En este puesto se inscribe un logro que ha sido decisivo a la hora de catapultar a Carmen Calvo al Ministerio: el Museo Picasso. Rosario Torres está orgullosa del trabajo de su equipo para contribuir a la instalación en Málaga de un recinto de categoría internacional.

Militante del PSOE desde 1983 y diplomada en Magisterio, Torres es madre de tres hijos. La trayectoria profesional de la nueva consejera de Cultura se inició en 1986 como concejal del Ayuntamiento de Antequera, donde tuvo responsabilidades en las áreas de Educación, Vivienda, Consumo, Sanidad y Cultura. Torres fue diputada provincial entre 1990 y 1994. Al principio asumió las competencias en materia de Bienestar Social para hacerse cargo, posteriormente, de las de Cultura.

Torres ha sido secretaria de Organización y de la Mujer de la Agrupación Local del PSOE en Antequera, miembro de la Comisión Revisora de Cuentas y vocal de la Comisión Ejecutiva Regional.

La nueva consejera de Cultura es ahora secretaria de Organización de la Ejecutiva Provincial del PSOE en Málaga y del Comité Director Andaluz. Fue elegida diputada por Málaga en los últimos comicios autonómicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de mayo de 2004

Más información