Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO | Final de la Euroliga

Jasikevicius, el rey de Europa

El base lituano puso en órbita al Maccabi, que barrió al Skipper

Es el rey de Europa y se llama Sarunas Jasikevicius. Lo puede acreditar con una carta de presentación deslumbrante. Ganó todos los títulos posibles el año pasado con el Barcelona: Copa del Rey, Liga y Euroliga, se adjudicó también el Campeonato de Europa con la selección de su país, Lituania, se pasea en la Liga israelí, y ayer, con el Maccabi, revalidó a título personal en la Euroliga. Él fue el encargado de arrancar el abrumador juego con el que el equipo israelí barrió por completo al Skipper de Bolonia. Con dos triples y dos tiros libres a bocajarro, nada más iniciarse el juego, Saras puso en órbita a su equipo.

El Maccabi arrasó desde el principio hasta el final. Se aferró a la peleada condición de anfitrión -el conflicto en Oriente Medio hizo peligrar la celebración de la final four en Tel Aviv- y no dejó lugar a dudas propinándole una soberana paliza al Skipper. La tercera falta de Jasikevicius, una técnica en el minuto cinco, quedó en anécdota dada la superioridad del equipo israelí, que cerró un marcador histórico. Batió el récord de anotación en una final de la Copa de Europa -lo tenía el Real Madrid con 110 puntos ante el Spartak de Brno en 1964- y también el de una mayor ventaja, con 44 puntos de diferencia.

No hubo color, el Maccabi intimidó con una defensa que colocó varios gorros ya de entrada y que sólo inquietada por Vujanic. El Maccabi sumó su cuarto título y completó un año mágico para Israel que ya se había adjudicado la Copa ULEB con el triunfo del Hapoel Jerusalén frente al Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de mayo de 2004