Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'7 vidas' y 'Cuéntame cómo pasó' se reparten los Premios de la Academia de la Televisión

Telemadrid recibe estatuillas por dos programas que ha retirado de su parrilla

La gente de la televisión estrenó anoche en Barcelona el auditorio del edificio Fórum, buque insignia del recinto donde se celebrará el evento a partir del próximo fin de semana. Y lo hizo con risas, ya que el humor fue el hilo conductor de la gala de la 6ª edición de los Premios de la Academia de la Televisión (ATV). Las series 7 Vidas, de Tele 5 -mejor programa de ficción, mejor guión y mejor actriz (Amparo Baró)-, y Cuéntame cómo pasó, de TVE - mejores dirección, producción y formato-, fueron los espacios que acumularon más reconocimientos.

En el escenario, un decorado alusivo, claro está, al mundo de la televisión. Y en el patio de butacas, algo más de media entrada (la capacidad del auditorio es de 3.200 butacas). El argumento de la ceremonia convirtió a la presentadora, la actriz Rosario Pardo, en una telespectadora devota de los protagonistas de la pequeña pantalla. En la gala, dirigida por Ricard Reguant y retransmitida por TVE-1, participaron 23 cómicos, históricos y no tanto, vinculados en todos los casos al mundo de las 625 líneas. Entre ellos Carlos Latre, Fernando Esteso, Andrés Pajares, Santiago Segura, Pablo Carbonell, Fernando Tejero, Cruz y Raya y Enrique San Francisco. Ellos, junto a otros profesionales del medio, fueron quienes entregaron los galardones, 23 en total. Uno de los momentos emotivos llegó con Juan Tapia, director de Barcelona Televisió (BTV), que tuvo un recuerdo para los corresponsales de guerra, que personalizó en el cámara de Tele 5 José Couso, asesinado en Irak por militares estadounidenses. Más tarde, Pedro Piqueras, nuevo director de RNE, evocó al corresponsal de Antena 3 Ricardo Ortega, tiroteado en Haití.

Las noticias del guiñol, de Canal +, fue considerado el mejor espacio de entretenimiento, y de la misma cadena galardonaron la campaña dedicada a la lucha contra el sida. El equipo de reportajes que firma La epidemia silenciosa (mejor especial del año) dedicó su premio "a África", cuya gente muere todos los días por centenares de miles a causa de la epidemia. CNN +, que acaba de cumplir cinco años, logró el premio al mejor canal temático. Recibieron el galardón Francisco G. Basterra y Antonio San José.

El premio al mejor programa infantil (El conciertazo, de La 2) fue recogido por Fernando Argenta y su equipo. De la cadena pública, el reconocimiento a la mejor película para televisión recayó en Arroz y tartana. Juan Ramón Lucas, muy emocionado, mereció la estatuilla al mejor comunicador por Todo Madrid, de Telemadrid, que acaba de desaparecer de la parrilla. Lorena Berdún, que subió al escenario a recoger el premio a la mejor comunicadora por Me lo dices o me lo cuentas, dijo tener una sensación "agridulce" por la reciente supresión del espacio en la misma autonómica. A Telemadrid fue a parar asimismo el galardón al mejor espacio autonómico informativo, Madrid directo, y sumó todavía otro premio: la mejor cobertura informativa para las manifestaciones contra la guerra de Irak.

El comisario, de Tele 5, ganó el premio de la ATV a la mejor realización, y, en la misma cadena, Antonio Resines fue reconocido como mejor actor por su personaje de Los Serrano. Al filo de lo imposible, de TVE, obtuvo dos estatuillas: al mejor documental, que Miguel María Delgado dedicó a los fallecidos en la realización de la arriesgada serie; y a la mejor fotografía, trabajo de Antonio Perezgrueso. Y, como el mejor espacio autonómico de entretenimiento fue premiado Una altra cosa, de TV-3. Lo recogió su director y presentador, Andreu Buenafuente, que llamó a los profesionales a "hacer el programa que realmente quieren" y a los directivos "a entenderlo".

Fue premiado como mejor comunicador de informativos Hilario Pino, de Tele 5, que también recogió la estatuilla de su compañera de cadena Àngels Barceló, que ganó como mejor comunicadora de informativos. La 2. Noticias, de TVE, se alzó como mejor programa informativo. Fran Llorente, recientemente nombrado director de informativos de la cadena, lo compartió "con todos los que han participado en el proyecto" en estos 10 últimos años, y se comprometió a "trabajar por una información de calidad, independiente, que es la que necesita este país".

El galardón Toda una Vida 2003 se entregó a la realizadora Josefina Molina, autora, entre muchos otros programas, de la mítica serie de TVE Teresa de Jesús. Para Molina, a partir de ahora se abre "un tiempo de esperanza para la televisión pública". "Que no nos fallen de nuevo", pidió al nuevo Gobierno socialista. Y tuvo un recuerdo para dos compañeras ya fallecidas que se iniciaron en la profesión junto a ella, Mercè Vilaret y Pilar Miró, que, señaló, "dieron su vida por la televisión pública".

Los profesionales de la televisión brindaron un cariñoso homenaje a dos veteranos cómicos, como Tony Leblanc, que no asistió a la fiesta por hallarse algo indispuesto, pero de quien se emitió una grabación agradeciendo el recuerdo, y Lina Morgan, que presentó junto a Raúl Sender los dos últimos premios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de mayo de 2004