Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un edil relata cómo una bomba de ETA dirigida contra él mató a dos personas

El concejal socialista Iñaki Dubreuil relató ayer en la Audiencia Nacional cómo se produjo la explosión de un coche bomba que se encontraba aparcado en el apeadero de ferrocarril del barrio de Martutene, en San Sebastián, cuando él iba a pasar por ese lugar, y que causó la muerte a dos trabajadores de la empresa Elektra.

Durante el juicio, que se inició ayer, Dubreuil, edil socialista del Ayuntamiento guipuzcoano de Ordizia, explicó que aquel día, el 22 de febrero de 2001, se bajó del tren y cuando caminaba en dirección a su trabajo, acompañado de su escolta, oyó un fuerte ruido y vio a una de las víctimas con heridas en las piernas.

La explosión alcanzó a dos trabajadores -José Ángel Santos Laranga y Jesús Leonet Azcune-, que fallecieron en el acto, así como a otras dos personas que que sufrieron gravísimas lesiones y a otras tres, heridas de menor consideración.

Los miembros del comando Buruntza de ETA Ibon Etxezarreta, Luis María Carrasco y Xabier Makazaga, para los que el fiscal pide 143 años de cárcel para cada uno, se negaron a declarar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de abril de 2004