Un preso se fuga de un hospital de Toledo por un falso techo de escayola

Un interno del centro penitenciario Ocaña I consiguió fugarse del hospital Virgen de la Salud de Toledo por el falso techo de escayola de la habitación en la que estaba ingresado. Aunque la fuga se produjo el pasado lunes, la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha no informó de lo ocurrido hasta ayer. La complexión delgada y la pequeña estatura del recluso le facilitó la huida.

El preso, extranjero, cuya nacionalidad no ha sido difundida, ni los delitos por los que estaba en prisión, iba a ser intervenido en el servicio de traumatología del centro hospitalario. Se encontraba en una de las habitaciones del módulo acondicionado para la atención de presos, de la que consiguió fugarse por el falso techo de escayola "debido a su especial fisonomía, porque es de estatura baja y muy delgado", según informó la Jefatura Superior de Policía de Castilla-La Mancha. De su habitación pasó por el mismo techo a una contigua, donde consiguió romper el tambor de la persiana, "que estaba desprendida".

Más información

La policía que lo custodiaba había hablado con él 10 minutos antes de que se escapara de la habitación en la que se encontraba, "con puerta blindada y cerrojo", por lo que "no parecía probable que se pudiera fugar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de abril de 2004.

Lo más visto en...

Top 50