Edición Madrid se consolida como escaparate de nuevos creadores

El edificio de Las Cariátides alberga la 3ª edición de este festival

Más de un centenar de creadores españoles y extranjeros han convertido en galerías de arte los despachos y salones de la sede del antiguo Banco Español del Río de la Plata, en la calle del Barquillo esquina con Alcalá. Las propuestas del Festival Edición Madrid 2004 (FEM III) impregnarán hasta el próximo domingo el llamado edificio de Las Cariátides, obra del elegante arquitecto Antonio Palacio, que dejó otras joyas en la zona (Círculo de Bellas Artes, Correos...). "Es arte dentro de arte", comentaba ayer orgulloso Víctor del Campo, director de este festival, que en su tercera edición se consolida como gran escaparate de productos atrevidos.

Las transgresiones y la denuncia social imperan.

"Hay juegos irónicos sobre la cultura actual, en la que impera la ordinariez y la violencia gratuita", explicaba Del Campo al mostrar la orgía fascistoide recreada por Eugenio Recuenco, las imágenes sado-maso del fotógrafo Álvaro Villarrubia o los trajes para monstruos del Colectivo de Filosofía Canalla. Mientras, Toño Merinero pasa el grafismo indio por el tamiz del arte callejero de Occidente, Pedro Ortuño muestra una videoinstalación sobre las fatigas de unas empaquetadoras murcianas de fruta y el colectivo La Clé dejan por todo el edificio huellas de una misteriosa Fulanita de Tal.

Las obras están distribuidas por tres plantas, más de un centenar de creadores. Fue difícil la selección de proyectos, según Del Campo: 300 personas presentadas y cada vez más propuestas internacionales. "Es un festival único en el panorama europeo, porque agrupa en un mismo espacio y tiempo a creadores de arte, diseño, moda, música, interiorismo, teatro y nuevas tecnologías", afirma Del Campo, quien opina que Madrid "vive una segunda movida".

El FEM 2004 fue inaugurado ayer, con la presencia del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, cuya Concejalía de las Artes patrocina esta iniciativa, y el primer apunte musical corrió a cargo de Mastretta. Hasta el domingo, habrá más sonidos a diario, con más conciertos y la continua presencia de pinchadiscos. Una veintena de alumnos de la escuela de interpretación de Cristina Rota (Centro de Nuevos Creadores) sorprenderá con performances a los visitantes. El sábado habrá espectáculos con 10&10 Danza y Chevy Muraday, y el bailarín Rafael Amargo ha prometido para el domingo "una coreografía muy punk".

Este efervescente encuentro creativo forma parte del circuito de festivales para audiencia joven que apoya El País de las Tentaciones. Y aunque en toda la feria la presencia de autores jóvenes es llamativa, en la planta alta del edificio, dentro del Mercado de las Tentaciones, se concentran aún más propuestas de primerizos en la feria. Así, en dos de los espacios, con impresionantes vistas a la plaza de Cibeles, la madrileña Celina Martín expone un vestuario "feliz", con flores y notas musicales, y Fosca Bertrán hace volar unos pañuelos que, gracias a la casualidad y a un amigo, la llevaron de Ibiza al taller parisiense de Karl Lagerfeld.

III Festival Edición Madrid. Alcalá, 49 y Barquillo, 4. Metro Banco. Jueves y viernes, de 17.00 a 24.00. Sábado y domingo, de 12.00 a 24.00. Entrada: 10 euros; estudiantes, 6 euros

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de abril de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50