Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Feria de Abril cerrará las puertas el mismo día en que las abrirá el Fòrum

El próximo 9 de mayo, en Barcelona, en un radio de 300 metros coincidirán los primeros visitantes del Fòrum con quienes apuren los últimos cucuruchos de pescadito frito o bailen las últimas sevillanas en la Feria de Abril de Cataluña. Y es que los recintos de los dos eventos se encuentran casi pared con pared y el final de la fiesta de origen andaluz coincidirá con el arranque de los 141 días de actividades del Fòrum. Además, por si estas coincidencias fueran poco, la feria se despide en esta edición de su actual ubicación, ya que a partir del próximo año se celebrará en la explanada del Fòrum.

Al igual que en el área del Besòs, en las 80 casetas que ya están montadas junto a la playa de la Nova Mar Bella se trabaja estos días a plena actividad para que todo esté a punto el 30 de abril, cuando comenzará la 33ª edición de la feria, organizada por la Federación de Entidades Andaluzas de Cataluña (FECAC) con la colaboración del Ayuntamiento de Barcelona.

Tanto el presidente de la FECAC, Francisco García Prieto, como el alcalde de Barcelona, Joan Clos, destacaron ayer durante la presentación de la feria que en esta edición se convertirá en un "pórtico" de lujo para el Fòrum. "Los dos eventos se enriquecen mutuamente", dijo García Prieto. "La Feria de Abril es la expresión de un territorio de diversidad, de la capacidad de disfrutar de la diversidad que nos caracteriza y que también se reflejará en el Fòrum", señaló Clos. Además, la coincidencia del día 9 de mayo sellará de alguna manera el desencuentro que se produjo meses atrás cuando la FECAC mostró su deseo de que la feria se celebrara en el marco del Fòrum, una iniciativa que no agradó a los representantes del anterior Gobierno catalán en la organización del evento y que hubiera sido poco viable por cuestiones de logística.

García Prieto y Clos, acompañados por el alcalde de Sant Adrià de Besòs, Jesús María Canga, descubrieron ayer el cartel de la fiesta de este año, un collage del artista norteamericano Philip Stanton que alude al mestizaje. En vivos colores, el cartel mezcla elementos típicos de la feria -un plato de pescadito, una copa de tinto, una guitarra, mujeres vestidas con bata de cola y un caballo- con las últimas incorporaciones al perfil urbano de Barcelona, como la torre Agbar, la placa fotovoltaica y el edificio Fòrum.

Ante la masiva afluencia de público con la que siempre cuenta la Feria de Abril, tres millones de personas en la pasada edición, el Ayuntamiento reforzará el transporte público y habilitará autobuses lanzadera desde la plaza de Catalunya y la estación de metro de Selva de Mar hasta el recinto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de abril de 2004