Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anastacia registra el término 'Sprock' para definir su música

La cantante mezcla 'soul', pop y rock en su tercer disco

En fase de recuperación de un cáncer de mama operado hace un año y medio, la cantante estadounidense Anastacia publica un tercer disco que la muestra con la energía de siempre y las mismas ganas de triunfar que cuando publicó el primero, Not that kind, en 1999. Su debú discográfico arrasó en ventas y premios. Su propio nombre de pila titula su disco publicado recientemente con un estilo que ella define como Sprock.

El proceso de elaboración de Anastacia ha resultado agotador para la rubia cantante, inmersa como estaba en la dura operación, convalecencia y recuperación de su enfermedad. "Poco a poco, voy encontrándome mejor, con un entrenador personal para recuperar la fuerza y la forma física que me permita afrontar una nueva gira de presentación del disco", dice cuando los periodistas se interesan por su estado de salud. "Pero no quiero hacer creer que mi nuevo disco, aunque hay dos canciones, Heavy on my heart y Were do I belong, que tratan directamente el asunto, se tome como una terapia. No quiero ni que parezca que es un alegato contra la adversidad. Claro que el disco expresa ansias de vivir, pero eso ha sido una constante en mi carrera, aun antes de que me diagnosticaran el cáncer".

Menuda y vivaracha, Anastacia se arrebuja en su butaca de la habitación de su hotel madrileño y se sorprende cuando ve por primera vez la portada terminada de su disco. Se siente muy orgullosa de él y de haber acuñado el termino Sprock para definir su música, una suerte de mezclar soul, pop y rock. "Se me ocurrió llamarla así cuando explicaba a mis productores cómo quería que sonara mi disco. No quería perder el tono soul y cálido del primero y segundo, pero lo quería más rockero, aunque no a lo ronco, como Kurt Cobain, y que tuviera, además, lo que tiene de divertido el pop".

Anastacia ha hecho de Sprock una marca registrada, y ha creado con ese nombre una línea de ropa y complementos: "Era una forma también de llamar a todos esos músicos y artistas inclasificables que juntan muchos estilos. Estoy segura de que muchos de ellos estarán contentos por haber encontrado una palabra como Sprock para definir lo que hacen".

Insistió a sus productores que su apego rockero no sonara a Kurt Cobain, pero no le importa que la comparen con Tina Turner: "Es un orgullo para mí, pero me abrumaba porque no sabía cómo se lo tomaría la propia Tina. La conocí por fin y me aseguró que no le importaba nada. Me sentí muy feliz". Anastacia, que iba para psicóloga infantil, encontró en la música una manera para ayudar a la gente: "Quise trabajar psicológicamente con niños discapacitados y con todo tipo de problemas. Ahora he comprendido que la música es una terapia con la que llego a más gente. Soy consciente, porque he recibido miles de cartas, de que mi lucha contra el cáncer ha ayudado a muchas personas con los mismos problemas que me han tomado como un modelo a seguir. Me siento orgullosa de eso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de abril de 2004