Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | 30ª jornada de Liga

Osasuna regresa a los puestos europeos

Osasuna vuelve a estar en Europa porque los de Aguirre llegaron a tiempo para rescatar un punto de la manera más inesperada, después del primer error de Caminero en mucho tiempo y con el primer gol del uruguayo Morales desde que llegó a España. Pero ayer no hubo lugar para otra cosa, solo para el error continuo o la ausencia de sentido en todo lo que se hacía. El Valladolid solo duró lo que tardó en llegar el gol de Losada. Vázquez hizo debutar como titular a Figueredo, centrocampista paraguayo que fue elegido mejor jugador del preolímpico sudamericano, para acompañar a Óscar en la media punta, y el invento funcionó un rato. Aunque no había ocasiones, el Valladolid tenía el balón y sabía qué hacer con él.

VALLADOLID 1 - OSASUNA 1

Valladolid: Bizarri; Torres Gómez, Pablo Paz, Caminero, Jonathan, Marcos; Ricchetti; Figueredo (Cardetti, m. 61), Óscar; Sales (Cardetti, m. 78) y Losada.

Osasuna: Sanzol; Izquierdo (Muñoz, m. 73), Cruchaga, Josetxo, Antonio López; Alfredo (Gorka García, m. 82), Puñal; Rivero, Aloisi, Moha; y Bakayoko (Morales, m. 61).

Goles: 1-0. M. 23. Sales centra desde la derecha, Sanzol toca el balón, el despeje golpea en el pecho de Losada y se cuela.

1-1. M. 74. Caminero falla en el despeje, Morales se escapa y bate a Bizarri.

Árbitro: Daudén. Amonestó a Losada, Figueredo, Josetxo, Morales, Pablo Paz y Alfredo.

Unos 12.000 espectadores en Zorrilla.

MÁS INFORMACIÓN

Llegó entonces el primer regalo. Sanzol le dio una bofetada a un balón que llegaba muy blandito, que golpeó en el pecho de Losada y se fue dentro. La salvación del Valladolid parecía cercana pero a Vázquez le salió el talante especulador y los suyos se echaron atrás para administrar una renta escasa y con un rival que enseguida recuperó la posesión del balón sin ningún esfuerzo. La segunda mitad fue un monólogo de Osasuna, sin ninguna interferencia que les desviase del objetivo de empatar. Todos se agruparon en torno a Moha y Aguirre comenzó a dar oxígeno a todas sus líneas hasta que colocó a Morales en la punta. La primera que tuvo, tras un error clamoroso de Caminero, se convirtió en el gol del empate, que devuelve a Osasuna a los puestos de UEFA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de marzo de 2004