Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos personas mueren asfixiadas en el incendio de su casa en Barcelona

El suceso ocurrió en la colonia Castells, que el municipio quiere derruir

Dos personas de 22 y 25 años murieron ayer en la casa que tenían alquilada en la calle de Barnola, en la colonia Castells, del barrio de Les Corts de Barcelona. El fuego se originó en un sofá de la sala de estar que da a la parte trasera de la casa por una colilla. En torno a las 5.30 horas, los vecinos advirtieron olor a quemado y vieron humo que salía de la vivienda. "Ha sido muy triste. Eran dos chicos muy majos", dijo una vecina.

Los fallecidos son Darío Andrés B. G., de 25 años y nacionalidad ecuatoriana, y Cristina M. F., de 22 años, de nacionalidad española. Los servicios de socorro llegaron rápidamente, avisados por los vecinos. Los bomberos de Barcelona encontraron en el interior de la vivienda los cuerpos de las dos personas.

"Él ya debía de estar muerto cuando lo sacaron. Vi como a ella intentaban reanimarla, pero no ha sido posible", decía compungida una vecina que vive tres portales más allá del número 24, donde ocurrió el suceso.

Los bomberos de Barcelona tuvieron que forzar la puerta para acceder a la vivienda y rescatar a sus habitantes. Un vecino, que ayer se encontraba consternado junto a su madre, dijo: "Fue el sofá lo que ardió y por eso no se produjo fuego, sino humo". Este vecino señaló que algunas instalaciones eléctricas de las viviendas "están viejas".

La colonia Castells, donde se produjo el suceso, data de principios del siglo XX, cuando estaba en pleno apogeo la desaparecida fábrica de aceros Castells -ubicada entre las calles de Ecuador, Entença, Montnegre y Taquígrafo Serra-. La empresa construyó viviendas para sus trabajadores. La colonia la forman cuatro calles en las que hay viviendas de dos pisos.

Los vecinos de la antigua colonia dicen que el Ayuntamiento quiere derribar las casas y reubicar a sus habitantes en pisos cercanos. "Nos han dicho que en cuatro o cinco años nos van a colocar en casas nuevas que se construirán en la zona", explicaba ayer un vecino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de marzo de 2004