Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre acepta 10 años de cárcel tras reconocer que mató a su esposa en 2002

Valencia / Alicante

Un hombre aceptó ayer 10 años de prisión como responsable de la muerte de su esposa, a la que asestó diversas puñaladas con dos cuchillos de cocina durante una discusión el 12 de agosto de 2002 en la localidad valenciana de Rotglà y Corbera. El juicio previsto para ayer ante un tribunal popular de la Audiencia de Valencia concluyó con un acuerdo de conformidad entre las partes mediante el cual el acusado, L.C.C., aceptó su responsabilidad como autor de un delito de homicidio.

Según el ministerio fiscal, los hechos ocurrieron en el domicilio familiar, situado en número 19 de la calle del Calvario, cuando en el transcurso de una discusión entre ambos, el procesado cogió dos cuchillos de cocina de 20 centímetros de hoja cada uno y asestó diversas puñaladas a su esposa. La mujer sufrió numerosas heridas, cinco de ellas en el cuello, que le causaron la muerte de forma inmediata, tras lo cual el inculpado se entregó a la policía y confesó los hechos.

Por otra parte, la Audiencia de Alicante ha obligado a un hombre sentenciado a ocho meses de prisión por un delito de maltrato a participar en un curso reeducativo y de reinserción como alternativa a la cárcel. El maltratador fue condenado después de amenazar, el pasado octubre, a su compañera con matarla si no se iba de casa porque no le había preparado la cena. El agresor apeló el fallo de un Juzgado de lo Penal, pero su recurso fue desestimado por la Audiencia de Alicante. El fallo señala que el hecho de que la víctima mostrara en el juicio su deseo de retirar la denuncia "atrae al ámbito de la necesaria reinserción el cumplimiento de la pena acordada en la sentencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de marzo de 2004