Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2004 | Andalucía

Chaves exige a Aznar la deuda de 2.500 millones y Montoro replica que el PSOE impide el pago

El ministro de Hacienda descarta reunirse antes del 14-M para el finiquito de la financiación

Los 2.500 millones de euros que el Gobierno central debería abonar al andaluz para liquidar la deuda de la financiación autonómica ha vuelto a la campaña electoral, sobre todo tras el fracaso, el miércoles pasado, de la última reunión para cerrar un acuerdo. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, aprovechó la presencia ayer en Sevilla de José María Aznar para exigirle que pague la deuda antes del 14-M. El ministro de Hacienda y número 1 por Jaén al Congreso, Cristóbal Montoro, le replicó que es un "caprichoso" y que no está interesado en cerrar el pago por "intereses políticos".

Los 2.500 millones es la cifra que se ha barajado como punto medio para alcanzar un acuerdo para saldar la deuda por la liquidación del sistema de financiación autonómica 1997-2001. Sólo faltan por cerrar la cifra exacta y los plazos de pago. Ahí está la clave. El Gobierno de Chaves cree que ésos son problemas menores que podrían resolverse antes de las elecciones.

Pero el Gabinete de Aznar replica que el ajuste requiere un tiempo que impide que se pueda firmar el pacto antes del 14-M. Eso sin contar que ambas partes temen que la contraria use el pago o el cobro como argumento electoral, que ya lo es y lo ha sido en los dos comicios andaluces anteriores. El fracaso de la reunión entre ambas partes el pasado miércoles ha reabierto la espita de esta pugna.

Chaves aprovechó el paso de Aznar por Sevilla para apoyar a Teófila Martínez, aspirante del PP a presidir la Junta de Andalucía, para exigirle el pago y una declaración de "rectificación de toda la política del Gobierno con Andalucía". El candidato socialista a la reelección, sentenció que el presidente del Gobierno "nunca ha movido un solo músculo para ayudar a Andalucía". Aznar y Teófila ignoraron esta petición, pero Cristóbal Montoro sí le replicó, aprovechando una declaración anterior de Chaves de que estaría en disposición de renegociar al alza la cifra de 2.500 millones tras el 14-M. "No es una cifra caprichosa que se le ocurra a Chaves porque un día se levante con la cabeza más despejada o porque se caliente en un mitin". A su juicio, esas palabras "demuestran que la Junta no está interesada en cobrar la deuda y prefiere sacrificar objetivos económicos a intereses políticos". Montoro agregó que no hay previsión alguna de que ambas partes se reúnan antes de los comicios.

El candidato de IU a la Junta, Diego Valderas, terció en esta cuestión al pedirle a Chaves que no ceda ante el PP, que "no venda" a Andalucía y "no renuncie" ni a un solo millón de la financiación autonómica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de marzo de 2004