Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El poeta gaditano Carlos Edmundo de Ory descubre una placa en su casa natal

El poeta gaditano Carlos Edmundo de Ory asistió a mediodía de ayer al descubrimiento de una placa conmemorativa en el edificio 17-18 de la Alameda Apodaca. En dicho inmueble nacieron él y su padre, el poeta modernista Eduardo de Ory, quien ya contaba con una pieza similar en la misma fachada. "Pero mi padre nació primero y yo después", bromeaba el autor de Técnica y llanto o La flauta prohibida, entre otros.

Al acto acudieron la responsable de Cultura de la Diputación, Pilar Sánchez, el escultor Luis Quintero, autor de la placa, y amigos y lectores de De Ory. El poeta, Hijo Predilecto de la Provincia desde 2003, acompañado por su compañera, la profesora y pintora Laura Lacheroy, se recreó en recuerdos de su infancia y volvió a ostentar con orgullo su condición de gaditano, pese a residir desde hace muchos años en Francia: "Hay una predicción esotérica muy interesante, que dice que antes de nacer una persona ya todo está previsto en otro mundo. Me parece que un secretario de Dios se preguntó: 'este niño tiene que nacer, ¿qué hacemos?' Y otro dijo: 'pues si va a ser poeta, que nazca en Cádiz", afirmó De Ory.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de marzo de 2004